Inversión

¿Cuáles son las apuestas de inversión de la gestora Carmignac?

Didier Saint Georges cree que el riesgo político de Europa se ha disipado

La economía de China y Estados Unidos se está ralentizando

Un hombre sostiene varias monedas de euro.
Un hombre sostiene varias monedas de euro. EFE

El mundo ha cambiado en apenas un año. Los mercados han pasado de estar aterrados por el riesgo político en Europa a preocuparse por la ralentización de la economía en China y Estados Unidos. Las victorias de Alexander Van der Bellen en Austria y Emmanuel Macron en Francia despejaron las dudas sobre el Viejo Continente. Al otro lado del Atlántico, las incertidumbres que planean sobre la presidencia de Donald Trump y su capacidad de llevar a cabo las anunciadas reformas ha llevado a los inversores a plantearse sus inversiones. 

La prestigiosa gestora francesa Carmignac, con 59.500 millones de euros en activos gestionados, no se ha quedado atrás y apuesta claramente por la renta variable europea, en detrimento de la estadounidense. Debido a la pujanza económica de China se apostó inicialmente por las commodities. Sin embargo, tras la decepción con Trump y el descenso del consumo en EE UU, ahora los inversores están virando hacia Europa y Japón.

Didier Saint-Georges, miembro del comité inversor de Carmignac, explica que se está produciendo una transición geográfica en la colocación de activos, que también se está viviendo en sectores. "Estábamos en China, EE UU, commodities y energía hace un año. Ahora no es sitio donde estar, sino en consumo, cíclicas y el sector bancario. Estamos más expuestos a Europa", cuenta Saint-Georges, en la sede madrileña de la gestora.

Dentro de los mercados europeos, Carmignac apuesta por el sector financiero, al considerar que todavía tiene un precio atractivo. A pesar de ese distanciamento con la renta variable estadounidense, Saint-Georges asegura que siguen teniendo presencia en compañías del sector tecnológico: "Los gigantes tecnológicos como Amazon y Facebook siguen creciendo a pesar del ciclo". 

El miembro de la dirección de Carmignac alerta de un tercer riesgo que puede poner en peligro la recuperación económica: si el Banco Central Europeo disminuye antes de tiempo las medidas extraordinarias de política monetaria expansiva. "Draghi tiene una razón para esperar y es que la recuperación económica es frágil", señala Saint-Georges. 

"Estamos en un camino muy estrecho y de momento seguimos por ese camino, y los mercados se muestran contentos. Siempre que los bancos centrales no cometan errores no hay riesgo de caerse al precipicio", alerta Saint-Georges. También confía en que Francia sea capaz de aprobar las nuevas reformas políticas y económicas anunciadas por Macron y que el país galo vuelva a construir una entente junto con Alemania, una vez pasen las elecciones generales de septiembre donde Angela Merkel espera revalidar su cargo.

En la batalla entre el euro y el dólar, Saint-Georges cree que, si se mantiene la situación actual, el euro seguirá fortaleciéndose. "Lo que ha pasado entre el euro y el dólar ha sido muy lógico. Con la elección de Trump el dólar se fortaleció, pero desde inicios de este año, la situación se dio la vuelta. El riesgo político europeo disminuyó y se vieron las primeras dificultades de Trump", afirma Saint-Georges.

En relación con el Reino Unido, Saint-Georges califica de "gran error" la decisión de los ciudadanos británicos de abandonar la Unión Europea, y considera que la salida del club comunitario tendrá un gran impacto económico. "Las negociaciones van a durar dos años. El mayor riesgo es que no haya acuerdo, ya que afectará a multitud de sectores como el farmacéutico y las aerolíneas", señala.  

Normas