Infraestructuras

Atlantia aísla Cellnex de la financiación de su opa para evitar una venta a corto plazo

La italiana quiere sondear con la española el encaje de la filial en el grupo resultante

La operadora de torres debe a Italia un tercio de sus ingresos

Imagen de Torre España, en Madrid, uno de los activos que Abertis integró en Cellnex.
Imagen de Torre España, en Madrid, uno de los activos que Abertis integró en Cellnex.

La dirección de Atlantia y sus asesores han montado una estructura de financiación con la que poder afrontar la opa sobre Abertis sin erosionar el perímetro de la española a corto plazo. Fuentes cercanas al grupo italiano aseguran que ha tratado de generar margen para tomar una decisión sobre Cellnex, uno de los activos más líquidos de Abertis.

Las fuentes consultadas aseguran que la única decisión tomada respecto al operador de torres de telefonía es la venta de un porcentaje suficiente para evitar la opa forzada. Abertis controla el 34% de lo que fue Abertis Telecom y acabó convirtiéndose en Cellnex con la colocación en Bolsa. El plazo para bajar en el capital será de tres meses después de la toma del control de Abertis.

Completado este trámite, en el entorno financiero que sostiene la opa de Atlantia aseguran que el conglomerado italiano sopesará con la dirección de Abertis el futuro de Cellnex. “El conocimiento de la filial de telecomunicaciones no es lo suficientemente profundo como para tomar una decisión de esta importancia. Habrá que ver si la permanencia en Cellnex encaja en la estrategia de Atlantia y nadie conoce mejor la compañía que la dirección de Abertis”, explican desde uno de los bancos inmersos en la operación.

En el contexto amistoso en que Atlantia propone su oferta, la compradora quiere hacer ver que las grandes decisiones sobre Abertis se tomarán de forma colegiada, al menos en los primeros tiempos de convivencia.

Cellnex capitaliza 4.150 millones en Bolsa y Abertis se ha reservado un incontestable control de la compañía que dirige Tobías Martínez. El grupo español de autopistas decidió hacer caja con la OPV y separar la actividad Telecom de su negocio de autopistas, como anteriormente hizo con los aeropuertos, los aparcamientos o el negocio logístico, estos dos últimos operados a través de Saba.

Si logra entrar en Abertis, la italiana tendrá tres meses para bajar del 30% en Cellnex evitar una oferta forzada. Más allá, no hay urgencia para vender

Sin embargo, el primer accionista de Abertis, CriteriaCaixa, hizo que el cordón umbilical no se cortara del todo. La entidad financiera se quedó como accionista de referencia en Saba, encabezada por una figura de Abertis como el presidente Salvador Alemany, y la propia Abertis mantuvo el mando de Cellnex, con el citado paquete del 34% y la presidencia en manos de Francisco Reynés, consejero delegado del grupo de autopistas.

El salto de La Caixa al capital de Atlantia, si termina aceptando una oferta italiana, podría ser una de las claves a favor de la permanencia de Abertis en Cellnex. Otro factor determinante es el fuerte grado de penetración de la operadora de torres en Italia, mercado al que debe el 35% de su cifra de negocio. Y en tercer lugar, la estrategia de Atlantia prima en estos momentos la diversificación geográfica y de negocio, siendo Cellnex una oportunidad para la expansión europea. El plan Horizonte 2020 de la española contempla como destinos estratégicos a Reino Unido, Irlanda, Portugal, Alemania, Suiza e Italia, al margen del mercado doméstico.

Juega en contra de un futuro de Cellnex como filial de Abertis y, por extensión, de Atlantia el hecho de que la italiana se desprendiera en 2014 de su negocio de torres en Italia, vendiendo TowerCo a la propia Abertis Telecom. Esa filial, con 306 torres e ingresos por 21 millones, no tenía ni de lejos la masa que alcanza Cellnex, con más de 23.000 antenas por Europa.

ABERTIS 18,36 0,00%
CELLNEX TELECOM SA 22,82 0,31%

Operación a meses vista

La opa de Atlantia sobre Abertis ha de cubrir una seria de etapas que bien podrían alargar el proceso por el plazo aproximado de un año, si bien la compañía ha comunicado al mercado su intención de cerrar la adquisición en el último trimestre de este 2017.

Antes será difícil que Atlantia sea explícita con una declaración de intenciones sobre Cellnex. Por su parte, Abertis podría tomar la decisión previa de desinvertir en su firma de infraestructura de telecomunicaciones, pero debería justificar ante la CNMV y sus propios accionistas que la decisión estaba tomada antes de conocerse los planes de compra que se han confirmado desde Italia. Y es que un movimiento relacionado con esta participada, con un 34% valorado en 1.411 millones, generaría cambios en la valoración de 16.340 millones en que Atlantia tasa a Abertis.

El conglomerado que dirige Giovanni Castellucci no ha apreciado hostilidad en el movimiento de refuerzo de Cellnex, anunciado la semana pasada, con el que la española abre operaciones en Suiza, su sexto mercado europeo. Allí ha tomado 2.239 torres propiedad del operador de telefonía móvil Sunrise Communications International. La adquisición, valorada en 430 millones, ha sido compartida con Swiss Life y Deutsche Telekom. Al respecto, la agencia de calificación crediticia Fitch revisó ayer el rating del operador español, rebajando la perspectiva a negativa, desde estable, sobre una calificación que se mantiene en ‘BBB-’, lo que implica un aceptable nivel de solvencia.

Las sinergias y el precio

- Atlantia ha identificado la posibilidad de encontrar espacios para el recorte de costes en Brasil, Chile e Italia, donde coincice con Abertis. Sin embargo, las potenciales sinergias no explican la oferta de adquisición sobre el grupo español. Al respecto, analistas de UBS han expresado, a través de su informe sobre la opa, que la escasa prima ofertada por la parte italiana está íntimamente ligada a las escasas sinergias que arroja la operación.

- Exane BNP, UBS y Santander tienen calculado el valor neto de los activos de Abertis (NAV) por debajo de los 16,50 euros ofertados en la opa. JP Morgan, por su parte, ha hablado de “precio atractivo” capaz de convencer a los accionistas del grupo que dirige Francisco Reynés.

- Entre los bancos que asesoran a Atlantia hay convencimiento de que la actual oferta puede alcanzar el umbral mínimo de aceptación, del 50% más una acción, incluso sin tener en cuenta el 22,3% de Abertis en manos de CriteriaCaixa. La postura de defensa del precio, de libro en la parte compradora, no convence a los analistas de Sabadell o Bankinter. Estas dos referencias españolas argumentan que el mercado espera una mejora al creer que no se ha tenido en cuenta la prima de control en la valoración.

Normas