Distribución

Adveo apuesta por el negocio minorista para crecer

Prevé triplicar el ebitda hasta 2020 y elevar un 34% sus ventas

Invertirá 30 millones en logística y digitalización

Interior de un centro logístico de Adveo en España.
Interior de un centro logístico de Adveo en España.

La empresa de material escolar y de oficina Adveo presentó ayer su nuevo plan estratégico 2017-2020, en el que la compañía cuenta con impulsar un 33% sus ventas, hasta alcanzar los 715 millones al final del periodo. Además, prevé triplicar el ebitda, hasta superar los 62 millones. Esto se producirá, según explicó ayer Jaime Carbó, consejero delegado, mediante la reducción de costes y la mejora de la rentabilidad.

El principal cambio de la compañía pasa por abrirse al mercado minorista, dejando de ser una empresa únicamente mayorista. Carbó explicó que como parte de la digitalización de la actividad la empresa tiene capacidad de llegar a nuevos clientes y lograr un mayor incremento de ventas. Así, apostará por homogeneizar la red de puntos de venta que tiene bajo una misma enseña, Calipage, e incorporará una marca propia que comenzará a comercializar a partir de verano. “Hay un mercado enorme que hay que atacar”, apuntó el directivo.

También como parte de la digitalización de su actividad, la compañía se adentrará en el comercio electrónico. El grupo va a invertir 20 millones en mejorar su tecnología, para ampliar los servicios a las tiendas y permitir al usuario final. El ecommerce se lanzará en julio en España. “El objetivo es poder servir a cualquier cliente en 24 horas”, señaló Carbó.

Para ello, la compañía también transformará su logística, en la que invertirá entre 10 y 15 millones. Prevé financiar este apartado con la venta de cuatro centros de su propiedad y trasladándose a otros en alquiler.

La compañía prevé además llevar a cabo un recorte de deuda durante el periodo que supondrá llevarla desde los 180 millones actuales a los 100 millones en 2020. La empresa está pendiente de que la banca acreedora dé su visto bueno al plan estratégico. Actualmente se encuentra en fase de análisis y prevé que dé su aprobación en el mes de julio.

Carbó reconoció que la digitalización supondrá que “el número de empleados baje”, aunque no concretó si será en forma de un nuevo ERE. La compañía realizó un expediente de regulación en 2016 de 75 empleados.

Normas