Los propietarios de suelo de Madrid Este acusan a Carmena de "poner en riesgo" 13.000 millones en inversión

Acusan al Ayuntamiento de crear una burbuja inmobiliaria por la falta de vivienda nueva

En esa zona está aprobada la construcción de 104.000 casas en 25 años

Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.
Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid.

Los propietarios de suelo con proyectos urbanísticos e inmobiliarios en la zona sureste de Madrid, representados en las juntas de compensación de los nuevos barrios de Los Berrocales, Valdecarros, Los Cerros y Los Ahijones, advierten en un comunicado este lunes de que la indefinición del Ayuntamiento de la capital en el desarrollo de la zona "puede comprometer inversiones superiores a los 13.000 millones de euros".

Estos desarrollos son la gran bolsa de suelo en la capital de España y llevan en desarrollo desde los años noventa, sufriendo los retrasos de la justicia, política y por la crisis del ladrillo. Por primera vez, los propietarios se agrupan en una asociación llamada Madrid Este, que agrupa a las juntas de compensación, que es la entiedad de los propietarios de suelo en cada área (empresas y particulares) encargadas de los desarrollos.

"Estas inversiones, derivadas del desarrollo urbanístico, de la promoción y construcción de vivienda, de parques empresariales y comerciales y de dotaciones públicas y espacios verdes, generarían un total de 965.000 empleos directos e indirectos durante los próximos años", se asegura desde Madrid Este.

Esta asociación manifiesta que las mesas de trabajo puestas en marcha por el Ayuntamiento liderado por Manuela Carmena (Ahora Madrid) "solamente pretende retrasar el desarrollo de unos proyectos que cuentan con todo el respaldo jurídico y urbanístico y que ya acumulan retrasos de más de 20 años en su desarrollo". La última de estos debates se celebró ayer.

En esa zona de la capital, que comprende desde el PAU de Vallecas hacia el norte, hasta Coslada, está previsto el mayor banco de suelo para la construcción de casas de obra nueva. Concretamente está aprobada la gigantesca cifra de 104.737 viviendas, a desarrollar en 25 años. En la zona de Los Cerros irían 14.276 viviendas, en Los Ahijones otras 16.520, en Los Berrocales se planean 22.285 y en Valdecarros 51.656. El pasado año, el Supremo avaló finalmente la revisión del plan general que permite su construcción. En Los Berrocales, por ejemplo, solo se está a la espera de que el Consistorio apruebe el convenio para lanzar la edificiación.

Plano del desarrollo de Madrid Este. ampliar foto
Plano del desarrollo de Madrid Este.

El Ayuntamiento decidió poner en marcha a principio de año una serie de mesas de trabajo con las diferentes partes implicadas además de vecinos y ecologistas para conocer sus puntos de vista sobre el desarrollo del sureste, lo que desde los propietarios se ha visto como una forma de retrasar unos planes ya aprobados. El equipo de Ahora Madrid, tras llegar a la alcaldía en 2015, también decidió evaluar los proyectos urbanísticos pendientes, como la Operación Chamartín -que tumbó y actualmente negocia con Distrito Castellana Norte y Fomento-, el Complejo Canalejas o la operación Mahou-Calderón.

Carestía de vivienda nueva

Para los propietarios de suelo de estas juntas de compensación, las actuaciones urbanísticas del sureste de Madrid "son esenciales para facilitar el acceso a la vivienda a precios asequibles", dado que una mayor oferta contendría las subidas de precio de la vivienda, tanto de compra como de alquiler, experimentadas en la capital en los últimos meses. "Además, estos desarrollos permitirán a la Comunidad y al Ayuntamiento de Madrid impulsar planes de vivienda social destinados a apoyar a los colectivos más necesitados", apuntan en el comunicado.

Pero además, estos propietarios acusan a Carmena de crear una burbuja inmobiliaria en Madrid: "No dar respuesta al incremento de la demanda que se estima debido al crecimiento de los hogares de los próximos años, presionará los precios al alza, impidiendo el acceso efectivo a una vivienda. Frente al parque de viviendas que se encuentra en Madrid Norte o en el interior de la M-30, con precios elevados, Madrid Este permitiría construir vivienda nueva a precios accesibles para jóvenes y familias de menor poder adquisitivo".

Normas