Volatilidad en mínimos de dos décadas ¿hora de comprar o de vender?

Los actuales niveles reflejan el alto grado de complacencia del mercado

Los analistas creen que el momento es alcista y aconsejan mantener posiciones

mercados financieros Ampliar foto

Uno de los momentos de más volatilidad de la historia tuvo lugar en los meses posteriores a la quiebra de Lehamn Brothers en septiembre de 2008. En esos meses, el índice VIX de volatilidad tocó su nivel máximo superando los 75, muy por encima de la media histórica de 20. Nueve años después, este mismo índice está en los niveles más bajos en más de dos décadas. El resultado de las elecciones en Francia, primero en la primera vuelta y después en la segunda ha supuesto la puntilla a una volatilidad que venía estando bajo mínimos y que esta semana ha caído a nuevas cotas, por debajo de 10.

Peter Garnry, responsable de estrategia en renta variable de Saxo Bank, considera que “vivimos en un alto estado de complacencia, alimentado porque los focos de incertidumbre, política básicamente, se han ido apagando. La ausencia de riesgos en Europa está siendo cotizada debido a la victoria de Emmanuel Macron en las elecciones presidenciales de Francia. El sentimiento europeísta se ha hecho con el poder en la segunda economía de la eurozona, empujando a la amenaza populista a un segundo plano”.

Teoría sin cumplir

Juan José Fernandéz Figares, director de análisis de Link Securities, explica que pese a que es un indicador para mantenerse prudentes, “la volatilidad lleva mucho tiempo muy baja y no ha pasado nada en los mercados”. Y es que no es momento de dejar de seguir apostando por la Bolsa, según recuerda Jose María Luna, de Profim,  a pesar de que la teoría pueda indicar que una baja volatilidad puede ser síntoma de que se pueda estar larvando una corrección.

Por su parte, Miguel Paz, de Unicorp Patrimonio, “el VIX es verdaderamente un indicador de miedo pero no sirve para detectar techos del mercado. La lectura correcta (para nosotros) es que volatilidades estables por debajo del 20% son un indicador de tendencia alcista en las Bolsas y cuando se establecen por encima del 20% significa correcciones en Bolsa”. Así que vender ahora significaría quedarse fuera de la actual tendencia alcista. Aún así, desde Renta 4 recomiendan prudencia, teniendo en cuenta que existen riesgos que “el mercado a día de hoy no está recogiendo, y teniendo en cuenta que alguno de ellos podría materializarse”. Es el caso del alza de tipos de interés, nuevos riesgos geopolíticos o la desaceleración del ciclo económico.

Estrategia a seguir

 “Todo el que últimamente haya vendido Bolsa tanto en EEUU como en Europa siguiendo criterios de baja volatilidad se ha confundido”, explica Pablo García, director de análisis de Carax-AlphaValue. Y es que los expertos creen que en el mercado se dan varios factores que dan a la renta variable. “La temporada de presentación de resultados del primer trimestre está contribuyendo al optimismo. Los beneficios están aumentando hasta un 10% frente a un año antes en EE UU y Europa, y el crecimiento de los ingresos es de alrededor del 5 al 6%, con perspectivas positivas para las grandes empresas. Todo ello funciona de bálsamo y aumenta el apetito de los inversores por el riesgo”, explica Peter Garnry, de Saxo Bank.

Normas