Transporte

La nueva Level de IAG se enfrenta al examen de la asamblea de pilotos de Iberia

La plantilla debe ratificar el pacto con la dirección para operar la nueva ‘low cost’ más allá de diciembre

El sindicato Sepla recomendará el voto a favor del acuerdo

Un piloto de Iberia vota en una de las asambleas celebradas en la compañía tras la presentación en 2012 del Plan de Transformación.
Un piloto de Iberia vota en una de las asambleas celebradas en la compañía tras la presentación en 2012 del Plan de Transformación.

Está lanzada públicamente desde marzo, tiene a punto sus dos primeros aviones, las tripulaciones han sido creadas, y se han vendido más de 120.000 billetes en las primeras semanas de vida, pero el proyecto de la aerolínea Level ha de someterse aún a la ratificación de la asamblea de pilotos de Iberia, que está fijada para mañana viernes. Años atrás, esta sería una dura reválida para IAG y la simple insinuación del alumbramiento de una aerolínea en competencia con Iberia se habría convertido en el germen de un duro conflicto.

El colectivo de 1.200 comandantes y copilotos, representados por el sindicato Sepla, debate por tercera vez las implicaciones de la entrada de IAG en el negocio del low cost de largo radio. Pero ahora se trata de votar el acuerdo firmado en febrero por la sección sindical del Sepla en Iberia para que sea personal de la española quien gestione y opere Level.

Y es que los pactos alcanzados por la representación de los pilotos tienen fecha de caducidad si no son ratificados en la asamblea. Duran el mínimo entre tres opciones: un periodo de dos años; el plazo restante de vigencia del convenio, o los meses de mandato que resten a la sección sindical. En este caso, el convenio de los pilotos de Iberia vence en diciembre y sería el límite que IAG puede disponer de los pilotos de Iberia para Level.

El presidente de Vueling, Javier Sánchez Prieto, el CEO de IAG, Willie Walsh, y el presidente de Iberia, Luis Gallego, el pasado mes de marzo en la presentación de Level.
El presidente de Vueling, Javier Sánchez Prieto, el CEO de IAG, Willie Walsh, y el presidente de Iberia, Luis Gallego, el pasado mes de marzo en la presentación de Level.

Con una larga tradición de fidelidad a las posiciones del Sepla, es más que previsible que la plantilla dé luz verde al acuerdo que flexibilizó el convenio para el traspaso de personal de Iberia a la low cost. Fuentes de la sección sindical afirman que defenderán el visto bueno al acuerdo, con lo que este quedaría libre de vencimientos.

Preocupa entre la plantilla que IAG termine implantando Level en Madrid-Barajas, donde Iberia tiene su hub con producción especialmente hacia América e incipiente desarrollo de rutas a Asia. En este sentido, los mensajes de IAG van en la dirección de proteger los hub de sus aerolíneas de red, Heathrow y Barajas, sin introducir en ellos la competencia de la marca más joven del grupo.

Todos ganan

“La solución interesa a IAG e Iberia, pero también a los pilotos por lo que supone de nueva producción”, explican fuentes del Sepla en la aerolínea, “las cesiones que hicimos en el convenio nos hicieron lo suficientemente competitivos para plantar cara a Norwegian, Eurowings o la futura low cost de Air France-KLM”.

Level ha comenzado su andadura con 44 pilotos de Iberia (15 comandantes y 29 segundos), lo que ha motivado 15 progresiones a piloto en la propia Iberia y la contratación de 30 profesionales. Los 44, junto a los 15 sobrecargos y 105 azafatas, van a la base de Level en Barcelona de forma voluntaria y por 12 meses. De ser aprobado mañana el acuerdo entre Iberia y Sepla, sus plazas serán cubiertas el próximo verano por un nuevo reemplazo mientras IAG no decida dotar a Level de personal propio.

Sin fijar fecha alguna, el consejero delegado de IAG, Willie Walsh, ha asegurado que la nueva low cost terminará siendo una aerolínea con identidad y operativa propia dentro del holding, como lo son Iberia, Vueling, British Airways y Aer Lingus. Hasta que eso suceda, el desarrollo de Level está íntimamente ligado a la firma que preside Luis Gallego.

El Sepla expondrá ante sus afiliados que, tras consolidarse en el corto y medio radio, el low cost ha llegado para quedarse en los vuelos de larga distancia. Lo que intenta ahora IAG es cubrir los huecos que ofrece el mercado, barajándose la implantación de Level en Roma y París, y lo que persigue el Sepla es que el personal de Iberia se consolide como prestador de esa nueva producción primero desde España y, en el corto plazo, desde otras plazas europeas.

Dos rivales en El Prat

- Level tiene fijado el inicio de operaciones el 1 de junio, con la ruta Barcelona-Los Ángeles (dos frecuencias semanales). El día 2 parte el primer vuelo a San Francisco (tres veces por semana); el 10 de junio se estrena el vuelo Barcelona-Punta Cana (dos veces por semana), y el día 17 sale por primera vez el Barcelona-Buenos Aires (tres operaciones semanales).

- El máximo rival en El Prat, Norwegian, arrancará el 5 de junio con destinos a Los Ángeles, San Francisco y Nueva York. A partir de agosto incorporará la ruta Barcelona-Miami.

- IAG ve potencial en Level para subir de dos aviones en el arranque a 30 aparatos. Norwegian tiene 13 aviones para larga distancia, a los que se sumarán nueve unidades hasta completar una flota de 42 en 2020.