Subastas

El Tesoro cobra más que nunca por su deuda a 12 meses

Coloca 4.275,71 millones a un año, con un tipo de interés marginal del -0,321%

Se trata de la primera emisión tras la victoria de Macron

Oficinas de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español.
Oficinas de Ahorro Corporación, grupo de servicios financieros encargado de la subasta de bonos y letras del Tesoro Público español. EFE

La caída de las rentabilidades en el mercado de deuda tras las elecciones francesas se ha dejado sentir también en las emisiones de deuda. El Tesoro español se enfrentaba hoy a su primera prueba después de conocerse que Emmanuel Macron será el próximo presidente de Francia. El respiro experimentado en las primas de riesgo se ha trasladado a las subastas.

El organismo dependiente del Ministerio de Economía ha colocado 4.675,73 millones en letras a seis y doce meses. Lo significativo en esta emisión ha sido el nuevo récord alcanzado por la deuda a un año. El Tesoro ha vendido 4.275,71 millones de euros al interés más bajo de la historia. Es decir, consigue batir un nuevo récord al cobrar un 0,321% frente al 0,291% de la emisión anterior efectuada el pasado 4 de abril. La rentabilidad medio ofrecida ha sido del 0,327%, frente al -0,294% anterior. 

En la deuda a seis meses la rentabilidad bajó aún más, repitiéndose la misma hazaña que en la referencia a 12 meses. El organismo que dirige Emma Navarro colocó 400 millones en letras a seis meses al -0,395%, frente al -0,362% de la última subasta hasta el momento.

Con la emisión de este martes el Tesoro da un paso más allá en la tendencia de cobrar por sus emisiones. La primera vez que lo consiguió fue en abril de 2015, justo un mes después de que el BCE comenzara a comprar deuda pública. La intervención del regulador en el mercado así como la mejora de los datos macro de la economía española han permitido al Tesoro prolongar esta corriente y poco a poco ir ampliando el importe cobrado por la deuda emitida. “Pese a la rebaja en las cuantías de compras que el BCE está llevando a cabo desde abril, la deuda pública española está logrando mantener sus costes. El importe adjudicado, cercano al máximo de 5.000 millones previsto es otro indicador que muestra el apetito que despierta nuestra deuda para los inversores de renta fija” señalan desde XTB.

Los programas de compra de activos puestos en marcha por Mario Draghi han ayudado a rebajar los intereses de la deuda e impulsar la recuperación de la inflación. Sin embargo, sus medidas también generan distorsión en el mercado y el cobro por la deuda es el mejor ejemplo de ello.

En principio, pagar por adquirir deuda en un entorno como el actual, marcado por la menor incertidumbre después de los resultados electorales de Francia y Alemania, no es una opción que interese a nadie. Sin embargo existen fondos de inversión planes de pensiones y aseguradoras que por la filosofía de inversión o por cuestiones regulatorias se ven abocados a acudir a estas emisiones.

"Los bancos creadores de mercado que están obligados a comprar letras en estas subasta por acuerdos con el Tesoro", apunta Javier Casal, director de deuda pública de Ahorro Corporación. "El precio al que acuden tiene que ver con el interés de estas letras en el mercado secundario", afirma. El experto opina que, a diferencia de los bonos a corto plazo, esta clase de deuda no es representativa del conjunto de la deuda española. "Se trata de importes a corto plazo que ha que renovar", subraya. Casal añade que la corriente que impera en las letras españolas nada tiene que ver con la emisiones de bonos en negativo de Alemania, a las que sí que acuden inversores particulares para protegerse de la volatilidad.

Como tercer ingrediente está el BCE. Los inversores que comprar esta clase de deuda lo hacen con la idea de que al final el supervisor será el que adquiera estas letras a un precio aún menor. Es decir, que al final obtendrán rentabilidades con la venta de estos activos al responsable de la política monetaria.

Normas
Entra en El País para participar