Universia

Ana Botín pide detener los recortes en educación

La presidenta de Santander anima a reforzar el sistema educativo

“En España somos mejores de lo que a veces creemos”, afirma

Ana Botín, durante la junta de accionistas de Universia, celebrada hoy en Vigo.
Ana Botín, durante la junta de accionistas de Universia, celebrada hoy en Vigo.

Si pudiese invertir en un solo sector, sería en el educativo. Y, según su testimonio, lo haría con más intensidad de la que, en la actualidad, se hace en España. Así lo reconoció ayer la presidenta del grupo Santander, Ana Botín, en la junta general de accionistas de Universia, la plataforma que aglutina a más de 1.400 universidades del ámbito iberoamericano, celebrada en la Universidad de Vigo. En ella se aprobaron los resultados del ejercicio de 2016, que arrojaron unos ingresos de 5,3 millones de euros y unas pérdidas de 353.000 euros, un 60% menos que en el ejercicio anterior, según analizó el director global de Santander Universidades y Universia, Javier Roglá.

Botín analizó el presente y el futuro del ámbito universitario y el papel que jugará en la nueva economía digital. Y para ello, afirmó, hace falta un sistema educativo mucho más robusto. “Deberíamos aumentar la financiación no tanto para recuperar lo que había en el pasado sino para liderar el futuro. Estamos ante una nueva etapa bastante especial, de las que se dan cada 100 años, y donde la innovación y el emprendimiento van a ser claves para tener éxito”. Botín señaló que “todos, sector público y privado, debemos trabajar por tener un sistema educativo potente, sostenible, que nos dé la diversidad necesaria para adaptarnos al nuevo entorno”.

Y en ese nuevo horizonte al que se enfrenta la economía, enumeró tres retos: implantar modelos de financiación innovadores, dado que la insuficiencia de la aportación pública será “estructural, porque nunca va a haber suficiente para lo que queremos hacer”. El segundo objetivo, “ser capaces de atraer al mejor talento español e internacional, tanto a nivel universitario como empresarial”, y en último lugar, desarrollar entornos de aprendizaje digital donde el estudiante esté en el centro de la ecuación. “En España somos mucho mejores de lo que pensamos a veces. Tenemos que contribuir entre todos a que todas las partes del sistema estemos conectadas de la mejor manera”, afirmó la presidenta de Santander.

Tal y como publicó CincoDías, la inversión en educación estimada por el Gobierno para los próximos tres años caerá a su nivel más bajo en los últimos 20. En 2020 se destinará un 3,7% del PIB, el equivalente a 48.133 millones de euros. En 2016, por ejemplo, la aportación fue del 4%, mientras que la media europea se sitúa en el 5%. En este sentido, Ana Botín destacó, dirigiéndose a los rectores presentes en la sala, que pese al descenso importante en los recursos que han sufrido las universidades, habéis conseguido mantener una calidad notable en docencia, investigación y dotación científica”. Ahora se necesita mejorar la transferencia de conocimiento entre las universidades y el sector empresarial, y mejorar la labor investigadora: “Crear lazos a nivel internacional es fundamental para seguir creando los puestos de trabajo que necesitamos”, apuntó la presidenta de Santander, entidad que este año invertirá 1.900 millones en tecnología. “Cada vez colaboramos más con startups que nos ayudan a ir más rápido, combinando recursos con universidades, para que nuestra empresa tenga un crecimiento mejor y más sostenible a medio plazo”. Y animó a impulsar a emprendedores y empresarios, ya que “es tarea de todos”.

Emprendedores

Tras la junta de accionistas, Ana Botín compartió experiencias con seis emprendedores, a quienes recomendó tener pasión por aquello que hagan y encontrar al socio adecuado. “No somos buenos en todo. A veces, los emprendedores quieren hacerlo todo ellos solos, y es fundamental tener personas que te complementen”. Y lo explicó con un ejemplo muy ilustrativo: “En 1995, el director territorial de Santander me invitó a conocer Inditex y a su fundador, Amancio Ortega. Y me dijo que nunca podría haber empezado su negocio él solo”.

Además, un emprendedor le preguntó por la aparente lejanía entre bancos y emprendedores. “El gran reto que tenemos es conoceros, entender vuestras ideas y formas de pensar. Ahora los activos son intangibles. Por eso para los bancos sigue siendo muy importante la presencia física y el cara a cara”.

 

Normas