Economía impulsará la creación de SIP en las cooperativas de crédito

El presidente de Cajamar cree que la entidad estará entre los 10 bancos que quedarán en España

El banco tiene “las puertas abiertas” a otras incorporaciones

Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar
Eduardo Baamonde, presidente de Cajamar

Economía tiene casi lista la nueva normativa sobre las cooperativas de crédito, único sector del sistema financiero que aún está pendiente de su reestructuración. El presidente del Grupo Cajamar, Eduardo Baamonde, aprovechó la asamblea de la entidad celebrada ayer para dar varias pinceladas sobre los cambios que se avecinan y que están recogidas en la reforma de la ley de Cooperativas de Crédito.

Baamonde aseguró que “todo indica que va a incentivar la constitución de sistemas institucionales de protección” (SIP) para dar respuesta a eventuales problemas de gobernanza y solvencia que puedan presentarse en un futuro. Y en este aspecto, el directivo aseguró que Cajamar va adelantada, ya que en 2009 constituyó el primer SIP del sistema financiero español, actualmente integrado por veinte entidades, y que lleva funcionado desde 2014 bajo la supervisión del Banco Central Europeo.

Las aportaciones sociales, con un previsible aumento del capital exigible, se encuentran también entre los cambios a llevar a cabo, lo mismo que se mejorará la gobernabilidad de las cooperativas (ya se hizo en las cajas de ahorros). En la actualidad, estas entidades se financian a través de las aportaciones al capital que suscriben los socios de las cooperativas de crédito, y que ahora pagan una remuneración entre el 0,50% al 1,75% trimestral.

El hecho de contar con un mayor porcentaje en el capital de estas entidades a través de sus participaciones no da derecho a tener más votos, algo que también se espera que se modifique. Así, a mayor peso en el capital, mayor influencia.

Además, se va a impulsar una especie de fondo de garantía de depósitos privado “que haga frente a los hipotéticos futuros problemas de una entidad”, según explicó el ministro de Economía, Luis de Guindos, hace unos días.

Baamonde aseguró que Cajamar, la cooperativa más grande del sector, será una de las 10 que los expertos creen que sobrevivirán en el mapa financiero español tras la segunda oleada de fusiones que se da casi por segura. El presidente de Cajamar señaló que estas uniones, al tiempo que fortalecen a sus competidores, también dejarán huecos por cubrir que si saben aprovechar permitirán a Cajamar captar nuevos clientes.

“Por eso estamos convencidos de que seremos una de las diez entidades que permanezcan en el sector, con dimensión, solvencia, fortaleza y personalidad propia, con un modelo de negocio diferenciado, que se moderniza y actualiza al ritmo de la economía digital y la sociedad del conocimiento, abriendo nuevos canales y servicios a socios y clientes”, añadió.

También reiteró que aunque no se esperan nuevos movimientos corporativos a corto plazo, Cajamar mantiene “las puertas abiertas a nuevas integraciones”, pues están convencidos de que son necesarias para superar los retos que plantea “una competencia creciente y una realidad cambiante y exigente”, aunque sin renunciar a sus principios y valores.

Los asistentes a la asamblea –más de 250 delegados en representación de 1,3 millones de socios– han aprobado el informe de gestión y las cuentas anuales individuales de 2016, cuando la entidad ganó 76,1 millones de euros, un 8,4 % más.

Normas