Banca

Santander, a punto de alcanzar el precio de la ampliación de 2015

Las acciones de la entidad acumulan una subida del 23,5% en lo que va de año

Sus títulos se sitúan un 0,7% por debajo de los 6,18 euros a los que cerró la operación

Evolución de Santander desde 2015 Ampliar foto

Las entidades se han convertido en el motor de las subidas en Bolsa en lo que va de año y Santander no es una excepción. El banco que preside Ana Botín se revaloriza en lo que va de 2017 un 23,5% y sus acciones han dejado de pelear por hacerse con los cuatro euros a fijar como objetivo los 6,18. Ese fue el precio al que se cerró la ampliación de capital anunciada el 8 de enero de 2015. A día de hoy y a pesar del ascenso registrado por Santander, sus acciones se sitúan un 0,7% por debajo de ese nivel.

Gonzalo Sánchez, analista de Gesconsult, señala que el comportamiento registrado por Santander este año y en cierta medida desde finales de 2016 se “adscribe al tirón que vive la banca europea en Bolsa y con mayor fuerza aún la española”.El experto recuerda que los bancos españoles a diferencia de otros como los franceses o alemanes tienen gran parte del crédito ligado a tipos variables. “A medida que estos caían la banca sufría, pero desde verano se ha producido un punto de inflexión”, indica. El experto afirma que aunque el euríbor a tres meses continúa en terreno negativo, las expectativas de cuándo entrará en positivo se han adelantado a 2018.

“El mercado espera que la subida del euríbor sea más rápida de lo esperada, lo que mejoraría de manera sustancial del negocio bancario”, resalta Sánchez.

El punto de inflexión experimentado por la rentabilidad de la deuda ha sido el propulsor de las subidas en Bolsa de la banca. De hecho, gran parte de la recuperación vivida por las acciones de Santander ha tenido lugar desde junio de 2016, momento en que cayeron a su mínimo de 2012 (por aquel entonces el bonos español a diez marcaba el 6,7%).El 25 de junio del año pasado, coincidiendo con el triunfo del brexit, los títulos de la entidad cerraron a 3,26 euros. Es decir, en 11 meses el banco ha repuntado en Bolsa un 86%.

El consenso de analistas recopilado por Reuters considera con todo que los títulos de Santander ya no cuentan con margen para mayores subidas que han superado el precio objetivo de consenso, fijado en los 5,5 euros.

El freno a la caída de los tipos de la deuda ha ayudado a la firma a mejorar sus resultados en el primer trimestre de 2017. Yello, después de un 2016 muy convulso, en el que la rebaja de los tipos de interés a mínimos históricos, el programa de compra de activos del BCE y el triunfo de los secesionistas en el referéndum británico se dejaron sentir sobre las cuentas de la entidad.

“Los resultados del primer trimestre de 2017 superaron las estimaciones del consenso en todas las líneas y en todas las áreas geográficas”, señalan desde Renta 4. A cierre de marzo, la entidad registró un beneficio de 1.867 millones, un 14% más de lo obtenido en el mismo periodo del año anterior con Latinoamérica, España y el negocio de financiación del consumo como principales artífices de esta recuperación. “Las cuentas del arranque de ejercicio han tenido como punto de apoyo el margen de intereses y no las operaciones financieras”, sostiene Gonzalo Sánchez, de Gesconsult. A esto el experto añade el buen momento que vive la economía española.

Esta mejora no supone el fin de todos los riesgos. En el horizonte más inmediato EE UU y los esfuerzos para cumplir con la regulación que marca la Reserva Federal, así como el futuro del brexit se convierten en los principales elementos desestabilizadores tanto para las acciones como para el negocio de la entidad.

Normas
Entra en El País para participar