Facebook
FILE - In this Monday, June 4, 2012, file photo, a girl looks at Facebook on her computer in Palo Alto, Calif. Most teenagers have taken a break from social media, according a new poll from The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research. The breaks are both voluntary and involuntary, such as when a parent takes their phone away as punishment. (AP Photo/Paul Sakuma, File) AP

Facebook habría compartido información de usuarios emocionalmente inseguros

Algunos anunciantes podrían haberla utilizado

La gran mayoría de las personas que utilizamos las redes sociales solemos darle una importancia menor a algo que en realidad la tiene, como es la privacidad de nuestros datos. Y lo que es peor, de las emociones que desprenden todos esos materiales que subimos a la red social a lo largo del día. Pues bien, ahora hemos conocido que la red social habría estado compartiendo información de este tipo, algo que sin duda dista mucho del trato de nuestra información personal que todos le suponemos a la red social, vamos a conocer todos los detalles de esta inquietante práctica que Facebook se ha apresurado a negar.

Habría compartido la información con anunciantes

La cuestión es muy sencilla, pero peligrosa. Porque Facebook puede identificar, y de hecho lo hace de forma habitual, a los usuarios que se encuentran emocionalmente más inseguros y vulnerables. La red social es capaz de detectar en un perfil de Facebook a usuarios que se encuentran en una situación vital en la que se sienten nerviosos, agotados, fracasados, inútiles y una larga lista de sinónimos de lo que entendemos por una persona emocionalmente vulnerable. Pues bien, ahora acusan a Facebook de haber compartido esta información con algunos anunciantes, y como podéis imaginar el motivo tampoco será de nuestro agrado.

(AP PhotoNoah Berger, File)
(AP Photo/Noah Berger, File) AP

En teoría, ya que la red social niega este extremo, es que la información de este tipo de usuarios vulnerables emocionalmente se habría compartido con anunciantes con el fin de que estos pudieran ofrecer sus productos a personas que por esta situación fueran más sencillos de manipular para adquirirlos. El objetivo de estos informes de Facebook contenía información de usuarios mayoritariamente adolescentes, estudiantes o trabajadores que en muchos casos no alcanzaban la mayoría de edad. Toda información desvelada por un medio australiano ahora le ha estallado en la cara a Facebook, que a duras penas intenta justificar el fin de estos informes, y sobre todo el hecho de compartirlos con los anunciantes.

Tras haber anunciado la red social que iba a investigar este tema para aclarar el tratamiento de esta información, lejos de pedir disculpas, Facebook ha terminado por defender a su manera esta práctica. Según Facebook, este tipo de informes son elaborados para poder tener un mejor conocimiento de los usuarios que utilizan la red social, aunque como es evidente niegan el envío de esta a los anunciantes para fines tan cuestionables como los que hemos conocido anteriormente.

En cualquier caso se trata de una información que vuelve a demostrar hasta qué punto conoce Facebook todo lo que ocurre en nuestra vida, y lo que es más importante, hasta qué punto pueden llegar a compartir esta información para fines poco claros. Por esta razón, hay que ser muy cuidadosos con lo que subimos a la red social, porque nunca sabemos en el despacho de quién puede terminar nuestra información más sensible.

Normas