Sistema financiero

Los cinco grandes bancos disparan un 28% su beneficio gracias a la recuperación de la economía

BBVA y Bankia han duplicado sus resultadospor operaciones financieras

Las comisiones aumentan su peso en la cuenta de resultados

Resultados gran banca Ampliar foto

La progresiva mejoría de la economía mundial se ha dejado sentir en las cuentas de resultados de los grandes bancos españoles. Santander y BBVA se han visto muy beneficiados de los buenos resultados de sus filiales en Brasil y México, respectivamente. Los dos gigantes del sector, junto con CaixaBank, Banco Sabadell y Bankia ganaron entre enero y marzo 3.989 millones de euros, un 28,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

 A esta cantidad habrá que añadir, o en su caso, restar, los resultados que presente la próxima semana el Banco Popular, que cerró el pasado ejercicio con pérdidas de unos 3.600 millones de euros.

No obstante, la entidad que preside Emilio Saracho podría dar un giro próximamente, si finalmente se lleva a cabo la segregación entre el área de banca minorista, que es una de las más potentes del sector, y el área inmobiliaria, que es la que registra pérdidas. Los analistas esperan que anuncie un beneficio trimestral de 67 millones de euros.

Además del tirón del negocio en Latinoamérica, impulsado por el mejor tono macroeconómico y la revalorización de las monedas locales, se suma la constante mejoría del negocio en España. En general, estas entidades han aprovechado la recuperación económica para exprimir su negocio minorista, y para tener que realizar unas menores provisiones y saneamientos.

Brasil sigue siendo el principal motor de crecimiento para Santander, mientras que México lo espara BBVA

El buen tono de la actividad bancaria tradicional se nota especialmente en el margen de intereses, que refleja la diferencia entre lo que ingresa el banco por prestar dinero y lo que paga por captar recursos (depósitos, emisiones...). Los cinco grandes registraron un margen de intereses de 15.343 millones de euros, un 6,9% más que hace un año.

Otras dos partidas han contribuido a sostener el fuerte avance de los beneficios. Primero, las comisiones netas, que han crecido en la gran banca un 14% hasta los 5.159 millones de euros (por el empuje de la venta de seguros y fondos de inversión).

En segundo lugar, los resultados de operaciones financieras, que se han disparado un 21,6%, hasta los 1.821 millones de euros. En este caso, han sido Bankia y BBVA las dos entidades que más han contribuido a esta rúbrica.

El primero en presentar sus números al escrutinio del mercado fue el Banco Santander, que ganó 1.867 millones de euros entre enero y marzo, el 14 % más, gracias al tirón del negocio en Brasil, a la recuperación de España, y al avance de su división de consumo.

La entidad, que logró mejorar sus resultados en ocho de los diez mercados principales en los que opera, con la excepción de Reino Unido y Polonia, se ve más que preparada para lograr los objetivos previstos para 2018.

“Mantenemos una visión positiva de Santander”, explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4 Banco. “La entidad se está beneficiando del la recuperación de los mercados emergentes (48% del beneficio neto del Grupo en 1T17) y de la estabilidad en los ingresos en Europa. La buena evolución de Brasil y el resto de Latinoamérica aporta visibilidad para conseguir objetivos a nivel Grupo mientras que a futuro existe potencial de mejora en los ingresos en Europa ante una normalización de tipos”, explica.

El siguiente en presentar sus resultados trimestrales fue el BBVA, que vio como su beneficio neto se disparaba casi el 70 %, hasta 1.199 millones de euros, gracias a la aportación de los ingresos recurrentes y a la reducción de los saneamientos y también a unos gastos más moderados, tras la digestión de Caixa Catalunya.

El gran impulsor de esos resultados fue una vez más la filial de México, mientras que España mejoró en su actividad puramente bancaria que, no obstante, se vio lastrada por las pérdidas del ladrillo.

El consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, estimó que durante dos o tres años más, la actividad inmobiliaria en España del banco, seguirá registrando pérdidas antes de dar el problema por cerrado.

Las dos principales entidades financieras españolas coincidieron un trimestre más en que ambas mantienen, de momento, sus respectivos “motores” fuera de España; Santander en Brasil, donde ganó 634 millones frente a los 356 millones del mercado nacional, y BBVA, en México, que aportó 536 millones al grupo (el 41% del total).

También se mostraron de acuerdo en que ninguna de las dos necesita nuevas compras para crecer, ni considera adquirir el Banco Popular si finalmente saliera a la venta. Otra de las grandes entidades españolas, CaixaBank anunció un beneficio neto de 403 millones de euros entre enero y marzo, un 48% más, tras la integración del Banco Portugués de Inversiones (BPI) en febrero.

La entidad explicó que de este resultado, 353 millones corresponden a la actividad de CaixaBank –una cifra que supone casi un 30% más que en el ejercicio anterior– mientras que 50 millones los aporta BPI.

De la misma manera, Bankia vio crecer su beneficio trimestral, en concreto, un 28,4 %, hasta los 304 millones de euros, lo que supone su mejor resultado en un trimestre en la historia de la entidad en España.

Y ello, gracias al aumento de hipotecas y el dinamismo en consumo y pymes, según explicó el banco, cuyos resultados batieron las expectativas de los analistas, al igual que los de Santander o BBVA.

Sabadell, por su parte, ganó en el primer trimestre del año 216,1 millones, que no obstante, fue un 14,3 % menos que en el mismo periodo de 2016, principalmente por los costes tecnológicos extraordinarios derivados de la integración del banco británico TSB.

Sin tener en cuenta al banco británico, que adquirió en el año 2015, habría ganado hasta el mes de marzo 203,9 millones de euros, un 7,1% más, por la mejora del negocio bancario tradicional.

Indicadores sólidos

Los grandes bancos españoles siguen reforzando sus balances. Los cinco grandes (a la espera del resultado de Popular) tienen ratios de capital por encima del 11%. Solo Santander está aún algo por debajo (en el 10,66%), pero ha mejorado diez puntos básicos en el último año.

u Los ratios de morosidad de la banca española también mantienen la senda de mejora, aunque la velocidad ha caído respecto a la que tenían hace un año. Santander tiene una tasa de créditos dudosos del 3,74% y BBVA del 4,8%. Las entidades que solo tienen presencia en España están muy por encima. Bankia tiene un 9,5% de crédito dudoso y CaixaBank un 6,7%.

La sombra de un nuevo proceso de consolidación en el sector bancario sigue planeando. Bankia avanza en el proyecto de absorber BMN (ambas de titularidad pública). Respecto a la posibilidad de hacer una oferta por Popular, tanto Santander como BBVA han coincidido en que no necesitan crecer más en España y descartan hacer una puja.

Normas