Suceso

La gabarra de Ferrovial se quedará varios días varada frente a Benalmádena

El rescate se afrontará cuando amaine el fuerte temporal

La superestructura, de 43 metros de eslora y 32 de manga, era remolcada por un buque luso cuando se desenganchó el viernes por el viento y las olas

La instalación, sin tripulación, se utiliza para fabricar bloques de cemento

Imágenes de la gabarra Agronauta, varada frente a las costas de Benalmádena (Málaga).

La gabarra Agronauta de Ferrovial continúa encallada frente a las costas de Benalmádena (Málaga) y allí parece que seguirá durante unos días. Al menos hasta que amaine el temporal y puedan valorarse los daños y proceder a su rescate, según explican fuentes de la compañía. La nave, que causa fuerte impresión por su cercanía a tierra, quedó ayer viernes varada a causa del viento y el oleaje. Sus colosales medidas son de 43 metros de eslora y 32 de manga.

Según informó Salvamento Marítimo, la superestructura tuvo el siniestro a las 14,18 horas entre Torrequebrada y playa Hondo. La instalación flotante, con dos metros de calado, carece de autonomía propia y se utiliza, adosada a los diques de los puertos, para la producción de bloques de cemento, que posteriormente son utilizados en obras marítimas.

La gabarra no tiene tripulación alguna y, según informan fuentes del Ministerio de Fomento, contiene 150 litros de combustible para su propio consumo. La estructura estaba siendo transportada por el remolcador portugués Monte da Luz cuando se desenganchó. Desde el barco se alertó poco después de las 11.30 horas de la mañana del viernes de la necesidad de asistencia. Los vientos de levante que empujaron a la superestructura hacia la costa eran de fuerza 6 a 7 y las olas llegaban a 3 y 4 metros.

Según fuentes oficiales, el remolcador había zarpado de Cartagena (Murcia) y su destino era Cádiz. Al parecer, la estructura permanece estable y a priori no hay riesgos.

La gabarra de Ferrovial se quedará varios días varada frente a Benalmádena

Operación

El dispositivo de asistencia fue coordinado por el centro de salvamento marítimo de la localidad gaditana de Tarifa, dependiente de Fomento. Hasta en dos ocasiones, el remolcador del puerto de Málaga Sertosa Veintiocho y la Salvamar Alnitak, de Salvamento Marítimo, intentaron consolidar el remolque de emergencia de la gabarra, pero la línea de remolque estaba enredada en la propia plataforma.

Normas