Inmobiliario

Neinor Homes prevé alcanzar beneficios en 2019

La promotora presenta en pérdidas sus primeros resultados trimestrales como empresa cotizada

Alcanza unas preventas de viviendas por valor de 116 millones hasta marzo y avanza un crecimiento de los precio del 4,5%

Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes.
Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes.

A penas un mes después de comenzar a cotizar, la promotora residencial Neinor Homes ha presentado sus primeros resultados trimestrales, con pérdidas debido a la fuerte etapa de inversiones. Respecto al negocio operativo, la empresa cerró con un ebitda negativo de 6,5 millones. “Nuestra prioridad es reinvertir”, justifica Juan Velayos, consejero delegado de Neinor. La firma ingresó 72 millones hasta marzo, un 32% más de las previsiones.

Valayos recuerda que en el plan presentado a los inversores en la salida a Bolsa se explicaba que la compañía cerraría este año en pérdidas, de entre cinco y diez millones de euros. Para 2018 la empresa prevé cerrar en equilibrio. “La compañía está diseñada para dar beneficios en 2019 y llegar a un ebitda de 200 millones a partir de 2020”, en el plan de negocio de 2020 a 2025, asevera.

Esta promotora renació en 2015 tras ser vendida por Kutxabank al fondo estadounidense Lone Star, que decidió apostar por la recuperación en España y la construcción de viviendas tras los duros años de la crisis del ladrillo y la práctica paralización del sector. La firma americana decidió sacar a Bolsa a la compañía y mantiene un 39,5% del capital. Desde entonces, los ingresos actuales básicamente provienen de la venta de pisos provenientes de Kutxabank y de la gestión de la cartera de la entidad financiera vasca. Mientras tanto, la empresa ha apostado por una fuerte inversión en crear un banco de suelo y en obra nueva.

La compañía adquirió en el primer trimestre siete suelos finalistas por un importe de 51,6 millones para construir cerca de 700 viviendas. Según la empresa estas adquisiciones tienen un margen objetivo de alrededor del 20%. Velayos además adelanta que están en negociaciones avanzadas para comprar más terrenos por valor de 80 millones, además de estudiar otros activos por 260 millones. El plan de la inmobiliaria es acabar con un banco de suelo de alrededor de 380 millones.

La empresa cerró el primer trimestre con preventas de viviendas por valor de 116 millones de euros, lo que sitúa en 483 millones las acumuladas (supone 1.511 casas precomercializadas). Neinor entregó en los primeros tres meses 40 unidades, procedentes de una promoción iniciada en la etapa de Kutxabank.

Del negocio heredado de la entidad vasca llegó hasta marzo una cifra de 57 millones (quedan por vender viviendas por 163 millones). “Esas ventas han financiado las compras de suelo”, confirma Velayos, debido al ambicioso plan de construcción. La empresa sigue invirtiendo fuertemente en la obra nueva con 60 promociones activas, lo que supone casi 4.000 viviendas.

Neinor compra con recursos propios los terrenos y solo financia parte de la obra. “Tenemos una caja de 140 millones”, revela Velayos. Para final de año espera aumentar el endeudamiento según vayan avanzando las obras. “Esperamos alrededor de 500 millones de deuda cuando el negocio alcance su pico a partir de la mitad de 2018”, apunta. Como medida de transparencia hacia los inversores, según señala, la empresa afirma que el margen (rentabilidad) reportado de las obras en curso se sitúa en torno al 22%.

El consejero delegado de la empresa también avanza que van a abrir de forma inmediata una delegación territorial en Valencia, un nuevo mercado que se suma a los de Madrid, País Vasco, Barcelona, Córdoba y Málaga.

La promotora asegura que en el primer trimestre del año los precios de la vivienda en sus promociones aumentaron un 4,5% respecto a finales de año y trabajan con una estimación de subida de precios media a fin de año del 3,8% anual. “El entorno macroeconómico sigue ayudándonos. El PIB sigue creciendo, baja el desempleo y se conceden más hipotecas, por lo que se está generando demanda en España”, señala el directivo. “A su vez la oferta de vivienda sigue siendo baja, somos pocos los promotores”.

Respecto a posibles fusiones en el sector promotor, Velayos afirma que Neinor actualmente no estudia ninguna operación. “Tiene que ser muy bueno lo que nos ofrezcan”. Aunque sí considera que habrá transacciones en el inmobiliario. “Este sector se va a consolidar muy rápido. Necesita cinco o diez compañías grandes”.

Normas
Entra en El País para participar