Cómo saber si alguien accede sin permiso a tu cuenta de Gmail

Cómo saber si alguien accede sin permiso a tu cuenta de Gmail

Así puedes detectar amenazas en tu cuenta de Gmail

La aplicación de correo de Google es sin duda una de las más utilizadas ya en todo el mundo, y por esa razón cualquier nueva característica o función que conocemos tiene una gran repercusión. Hoy no vamos a hablar de una característica nueva o novedosa, pero sí nos vamos a detener en una que nos puede dar pistas sobre si alguien se está metiendo en nuestra cuenta de Gmail sin nuestro consentimiento. La privacidad es un elemento muy importante, y con el truco que conocemos hoy es posible saber si alguien está entrando en nuestra cuenta de Gmail sin permiso.

Conoce quién entra en la cuenta de Gmail sin tu permiso

Con el ritmo frenético del día a día muchas veces no nos paramos a pensar si alguien podría estar entrando en nuestra cuenta sin autorización, algo que lamentablemente es más común de lo que pensamos. Y existe una forma sencilla de conocer al menos si ha habido algún movimiento sospechoso en nuestra cuenta que nos invite a pensar que podría haber sido una utilización de la cuenta sin nuestro permiso, para lo cual podemos entrar en un determinado menú de la aplicación web en la que podemos conocer todos estos detalles de la cuenta.

Pues bien, si entramos en cualquier mensaje de nuestra bandeja de entrada, en la parte inferior derecha de la pantalla encontraremos un mensaje con la última actividad de la cuenta, sobre él podemos pulsar para ver una información más detallada de toda esta actividad. Una vez que pulsamos se abrirá otra pestaña independiente en Chrome donde podemos ver una lista con todas las interacciones que se han producido en nuestra cuenta en las últimas horas.

En esta pantalla se puede ver el tipo de acceso, si ha sido desde el navegador, desde el móvil o por una aplicación autorizada. Además podemos conocer la dirección IP desde la que se ha producido la conexión y el país de origen de esta. Con toda esta información ya podemos hacernos una idea sobre todos los accesos que ha habido a nuestra cuenta.

Evidentemente si vemos un acceso a nuestra cuenta desde una IP distinta a la nuestra y que no pertenezca a una de las aplicaciones autorizadas, como son los propios servidores de Google, deberíamos comenzar a preocuparnos. Incluso el hecho de que el acceso se produzca desde otro país, que no sea el nuestro o Estados Unidos, por aquello del acceso por parte de Google, también será un síntoma de que algo podría estar yendo mal en nuestra cuenta de Gmail.

Normas