Inmobiliario

La familia Puig entra en el capital de Inmobiliaria Colonial

La saga de perfumistas compran también a BBVA el edificio donde tienen su sede corporativa en Barcelona

El coste de la participación ronda los 120 millones

Marc Puig, consejero delegado de Puig.
Marc Puig, consejero delegado de Puig.

La familia Puig, conocida por su negocio perfumero, ha comunidado este lunes que entra en el capital de la compañía catalana cotizada Inmobiliaria Colonial. Con este movimiento, se da un paso adicional en la alianza a la que ya habían llegado en febrero las dos empresas para levantar una torre de oficinas en Barcelona. La operación se realiza a través de la sociedad Inmo.

"Inmo, la sociedad inmobiliaria de la familia Puig, ha adquirido acciones de Inmobiliaria Colonial hasta alcanzar una participación del 4,7% en el capital de la compañía. Inmo abarca la actividad y el patrimonio inmobiliario del grupo familiar. La inversión de Inmo en Inmobiliaria Colonial responde a la voluntad de diversificar su exposición en el sector inmobiliario", se explica en el comunicado.

A precio de mercado, teniendo en cuenta la capitalización de alrededor de 2.500 millones de euros de Colonial, la familia de perfumeros habría pagado alrededor de 120 millones por esta participación.

Pero además, esta familia catalana también ha resultado ganadora en la puja por el edificio que alberga la sede de Puig en la Plaça Europa de L´Hospitalet (Barcelona) tras haber presentado la mejor oferta. El inmueble, diseñado por Rafael Moneo y GCA Arquitectos, pertenecía a BBVA y tiene una superficie de 14.300 m2 y 21 plantas.

Anteriormente, Colonial y los Puig habían llegado a un acuerdo para el desarrollo de una nueva torre de oficinas en una joint venture al 50%. La sociedad Inmo aporta los terrenos en Plaza Europa junto a la sede corporativa que acaban de comprar, donde se levantará un inmueble de 60 metros, 20 plantas y cuyo proceso de diseño se abrirá próximamente a un concurso arquitectónico. Colonial calculó un coste de 32 millones de inversión para la obra.

Los Puig mantienen uno de los grandes emporios de Cataluña. La firma perfumera fue creada en 1914 por Antonio Puig. Actualmente está encabezada por Marc Puig y facturó 1.790 millones de euros en 2016, según informó este lunes la compañía, con un beneficio neto de 155 millones. El 86% de sus ventas provienen de fuera de España. La empresa contaba en 2015 con 4.483 empleados, de los cuales 1.620 trabajaban en España. En la actualidad, vende sus productos en más de 150 países y cuenta con filiales propias en 22.

La familia barcelonesa se convirte así en uno de los principales accionistas de la cotizada patrimonialista, que tiene como negocio fundamental la promoción y alquiler de edificios de oficinas. Como mayor socio se encuentra Qatar Investment Authority (13,1%), seguido del mexicano Carlos Fernández González -expresidente del grupo cervecero Modelo-, además del grupo colombiano Santo Domingo (6,8%) y Villar Mir (5,9%).

Normas