El beneficio de la banca se redujo un 23,1% en 2016

La AEB lo achaca a las provisiones por cláusulas suelo y los saneamientos extraordinarios

El crédito cayó un 0,5% y los depósitos avanzaron un 0,8%

El beneficio de la banca se redujo un 23,1% en 2016
EFE

La banca española ganó el pasado ejercicio 7.987 millones de euros, lo que supone un 23,1% menos y una merma de 2.402 millones de euros, según el balance presentado esta mañana por la Asociación Española de la Banca. La patronal bancaria achaca estos resultados a factores extraordinarios como "la negativa evolución de los tipos de cambios frente al euro de las principales monedas en las que operan las entidades españolas", las provisiones para dar cumplimiento a las sentencias europeas respecto a las cláusulas suelo y los saneamientos extraordinarios realizados en el último trimestre del año. El presidente de la AEB, José María Roldán, ha asegurado de hecho que sin esos "factores singulares", el beneficio no habría caído, sino que habría sido un 12% superior al de 2016. "2017 es un año que promete una evolución mejor de la solvencia y del balance. Desaparecidos los efectos de 2016, los bancos de la AEB están dispuestos a financiar la inversión y el consumo durante los años venideros. Son unos resultados que se tienen que ver en ese entorno", ha resaltado Roldán.

El presidente de la patronal ha asegurado que este ejercicio será un año de transición, "en el que parte de los agentes económicos (empresas y familias) están embarcados en desendeudamiento y que en breve abordarán proyectos de inversión empresarial y de consumo en el futuro". Esta tesis la corroboró con la "estabilidad" en la evolución del crédito concedido (1,54 billones de euros) y de los depósitos conseguidos (1,39 billones de euros). En el caso del crédito, la cifra cayó un 0,5% (8.000 millones menos), lo que no ha sido óbice para que la tasa de morosidad cayera cinco décimas hasta el 5,7%. En el de los depósitos se produjo un aumento del 0,8%, lo que supone la cifra más elevada de la historia alcanzada por los bancos de la AEB, con un peso del 54% en el balance.

Roldán rechazó los mensajes del FMI respecto a la necesidad de seguir reduciendo el número de entidades en España. "En España se ha reducido un 40% el número de entidades, hemos hecho un esfuerzo de consolidación mayor que en otros países de la zona euro que no han hecho tantos esfuerzos. Sin excluir que pueda haber operaciones en el futuro, es en otros países donde queda más que hacer. Y espero que esas fusiones sean transfronterizas, ya que deseo que los bancos no tengan etiquetas nacionales y que sean vistos como bancos que operan en toda la unión bancaria", ha subrayado.

El gasto en provisiones siguió creciendo (un 0,7% más) y se situó en 22.315 millones de euros. Los directivos de la banca han mostrado en el XXIV Encuentro del Sector Financiero su malestar por el elevado nivel de provisiones y la excesiva regulación. Roldán no ha esquivado las preguntas. "El esfuerzo en provisiones no se puede eternizar. Ya estamos en la fase final de la limpieza de los balances. Ese menor esfuerzo ayudará a mejorar la rentabilidad del sector", ha precisado.

Normas