Envío de dinero

El dueño de Alibaba compra MoneyGram por 1.133 millones

Eleva un 36% su primera oferta para adquirir la compañía

Funcionará como filial de Ant Financial, propietaria de Alipay

Logo en una oficina de MoneyGram en Viena.
Logo en una oficina de MoneyGram en Viena. REUTERS

La compañía china Ant Financial, matriz de Alipay y controlada por Jack Ma, fundador de Alibaba, ha llegado a un acuerdo para adquirir por 1.204 millones de dólares en efectivo (1.133 millones de euros) la firma de servicios de transferencias y envíos de dinero MoneyGram, después de haber mejorado un 36% su primera oferta, presentada a finales del pasado mes de enero.

La nueva propuesta de compra de Ant Financial contempla el pago de 18 dólares en efectivo por cada acción de MoneyGram, lo que representa una mejora del 36% respecto a su primera oferta de 13,25 dólares, que había sido superada por los 15,20 dólares en efectivo ofrecidos por Euronet Worldwide, que también pretendía adquirir MoneyGram.

La última oferta planteada por la matriz de Alipay representa una prima del 9% sobre el precio de cierre de las acciones de MoneyGram el pasado viernes y del 39% respecto al precio marcado antes del lanzamiento de la primera oferta. Las acciones de MoneyGram crecen un 4,8% antes de la apertura del mercado en EE UU.

El consejo de administración de MoneyGram ha recomendado de manera unánime la nueva propuesta de Ant Financial, que asumirá en el marco de la transacción la deuda de la compañía estadounidense y espera completar la compra durante la segunda mitad de 2017.

Una vez completada la adquisición de MoneyGram, esta operará como filial independiente de Ant Financial y mantendrá su marca, equipo gestor, infraestructura de tecnología de la información, así como su sede en Dallas.

“A lo largo de todo este periodo, el consejo ha permanecido centrado en maximizar el valor para los accionistas de MoneyGram”, declaró Pamela Patsley, presidenta ejecutiva de MoneyGram, quien expresó su confianza en que la fusión con Ant Financial ofrecerá “beneficios sustanciales” para accionistas, clientes y empleados.

Normas