Cámaras de fotos
Cámaras Evil, compactas y con objetivos intercambiables

Cámaras Evil, compactas y con objetivos intercambiables

Calidad reflex y ligeras como las compactas

La fotografía ha sido uno de los segmentos más cambiantes en la adopción de nuevas tecnologías y diversificación de gama de productos en los últimos años. La desaparición casi total de las cámaras de carrete primero dio paso a cámaras de fotos digitales compactas muy básicas, que con el tiempo fueron ganando sobre todo más resolución, ya fuera efectiva o interpolada. De forma paralela a las cámaras compactas hemos ido viendo cómo las conocidas como Réflex siempre han estado ahí para el uso más profesional. Pero en los últimos años la distancia entre las cámaras compactas y las Réflex o DSLR se ha ido estrechando poco a poco. Y ha sido así gracias a la aparición de un nuevo tipo de cámaras digitales, que reúne lo mejor de ambas cámaras, el tamaño compacto y la posibilidad de intercambiar los objetivos. Fruto de esa fusión tenemos en el mercado centenares de cámaras EVIL, que es como se denominan estas apasionantes cámaras de fotos.

Olympus

El término EVIL significa por sus siglas en inglés Electronic Viewfinder Interchangeable Lenses, lo que describe perfectamente la principal ventaja de estas cámaras, la posibilidad de intercambiar las lentes. Sin duda la mayor pega de una cámara compacta es no permite este intercambio, y la de las cámaras Réflex o DSLR es sin duda su gran tamaño, y ahí es precisamente donde triunfan las cámaras EVIL. Con ellas podemos disfrutar del mismo tamaño y peso que una cámara compacta y de las lentes de una DLSR. La principal razón por las que las cámaras EVIL son más pequeñas y compactas es que no cuentan con espejos como en el caso de las Réflex, por esta razón muchas de ellas sólo ofrecen una pantalla como las cámaras compactas para encuadrar las escenas. Aunque los modelos más sofisticados ya ofrecen visores digitales complementarios en la parte superior del cuerpo de la cámara. Vamos a repasar tres de los mejores modelos EVIL que podemos encontrar en el mercado.

Ya compiten en prestaciones con muchas Réflex

Sin duda una cámara EVIL es la solución perfecta para quien quiere dar un paso más en la fotografía digital, hacia un uso más personalizado, pero no quiere sacrificar la portabilidad de la que normalmente no gozan las Réflex. Porque lamentablemente en cuanto a precio ya hay muchas EVIl que pueden rondar los mil euros y superarlos con facilidad, como algunos de los modelos que vamos a ver hoy, comenzando con una EVIL de Olympus, la OM-D E-M5 Mark II. Una cámara que no sólo cuenta con unas especificaciones espectaculares, sino que además entra por los ojos con su estilo retro. Cuenta con un potente sensor de 16 megapíxeles que se comporta de forma extraordinaria en condiciones de poca luz. Además estos pueden crecer hasta los 40 megapíxeles gracias a un proceso que combina distintas imágenes para crear una con mayor resolución.

Sony EVIL

La cámara EVIL Fujifilm X-T1 también se vale del diseño retro para ganarnos por la vista, pero esta no es ni mucho menos su única virtud, ya que cuenta también con un sensor de 16 megapíxeles de gran calidad, unido a conectividad Wifi, lo que simplifica la transferencia de imágenes, así como un cuerpo realmente robusto a prueba de todo uso extremo. Su aspecto nos recuerda al de una cámara Réflex más grande, pero su tamaño compacto es una de sus señas de identidad, así como su peso de 400 gramos. Una gran cámara EVIL que poco tiene que envidiar las Réflex con las que en muchos casos comparte precio, ya que este se mueve alrededor de los 1.500 euros.

Fuji EVIL

Sony también tiene una interesante gama de cámaras EVIl, entre las que destaca la Sony A5100, una cámara muy compacta, que sólo pesa 281 gramos y que también ofrece la posibilidad de intercambiar las lentes como buena EVIL que es. Además su sensor es de 24,3, contando además con conectividad Wifi y NFC, por lo que es una de las más completas en este aspecto. Su único punto en contra es que no cuenta con visor digital integrado, pero a cambio tiene un precio bastante contenido que no llega a los 600 euros. Sin duda es la cámara más accesible para introducirse en el apasionante mundo de las cámaras EVIL, y por extensión, en el mundo de la fotografía semi profesional a un buen precio.

CLAVES

Cámara de fotos EVIL Fujifilm X-T1

Píxeles efectivos 16MP, Monitor de LCD 3,0pulgadas (1.040.000 píxeles), Sensor APS-C X-Trans CMOS II, Enfoque automático 0,08 segundos Focus Peaking, grabación Full HD (1920x1080) 60fps / 30fps, Fujifilm X ópticas intercambiables, 2,36 millones de píxeles OLED, Disparo remoto desde smartphone / tablet, disparo por temporizador para fotografía time lapse, Resistente al polvo y las salpicaduras.

Cámara de fotos EVIL Olympus OM-D E-M5 Mark II

Sensor de hasta 40 mp velocidad de obturación hasta 1/16000, Sensor Live Mos 4/3“ con 16,1 millones de píxeles efectivos. Sistema de enfoque af de alta velocidad (Detección por Contraste / con 81 áreas de AF). Estabilización de imagen 5 dimensiones, compensa hasta 5 pasos EV. Sistema de exposición disparo de alta resolución de 40MP Equivalente a un sensor de 40 megapíxeles (8 imágenes combinadas en una JPEG por medio de cambio de sensor). Visor 2,36M de puntos de resolución Magnificación 1,48x. LCD Inclinable de 3", 1037K puntos, 285 dpi.

Cámara de fotos EVIL Sony A5100

Sensor CMOS Exmor APS-C de 24,3 MP. Motor BIONZ X para un detalle y Noise Cancelling excelentes, Enfoque automático híbrido rápido con detección de fases de 179 puntos, Pantalla LCD con inclinación ajustable a 180° para realizar autorretratos, Wi-Fi y NFC con un solo toque para compartir y controlar de forma sencilla, compatibilidad con lentes con montura tipo E de Sony, TIPO APS-C, Tipo de sensor sensor cmos exmor tipo APS-C (23,5 x 15,6 mm), número de píxeles (efectivos) 24,3 MP.

Normas