Gastar sin efectivo

Las tarjetas que ayudan a afrontar con alivio los extras de Semana Santa

Descuentos, seguros y comisiones son elementos a tener en cuenta

La mayoría de las tarjetas tiene una cuota anual que suele ser gratuita el primer año

semana santa
Tarjetas de crédito

Durante los periodos de vacaciones, como Semana Santa, es habitual que los ciudadanos afronten un mayor número de gastos extraordinarios. Viajar, alojarse en un hotel, comer fuera de casa, alquilar un coche, ir al cine o al teatro son algunas de las actividades que millones de españoles realizan estos días de descanso.

Diversas entidades financieras y empresas ofrecen tarjetas de crédito que permiten disfrutar de descuentos en determinados servicios o disponer de seguros de accidentes. La variedad es tan grande que a menudo resulta complicado decidir qué producto conviene adquirir que se ajuste al perfil.

Comisiones y descuentos

Algunos de los primeros elementos a tener en cuenta al solicitar una tarjeta es comprobar si obliga a cambiarse de banco o qué comisiones cobra la entidad emisora. La mayoría de las tarjetas de crédito disponen de una cuota de carácter anual, que, a menudo, es gratuita en el primer año para captar clientes. Así como conocer cuál es el tipo de interés si se opta por el pago aplazado. Por ejemplo, la tarjeta de crédito WiZink Oro, sin vinculación bancaria, no tiene ninguna comisión por emisión o renovación, pero cobrará una TAE del 27,24% como intereses por aplazar las compras.

La mayoría de los viajes que se realizan en Semana Santa se hacen en coche. La DGT prevé 14,8 millones de desplazamientos en estos vehículos. Algunas de las tarjetas ofrecen descuentos al repostar. Los usuarios de Carrefour Pass disfrutan de un 8% de descuento en las gasolineras propias y un 4% en las de Cepsa. Con la Visa BP de Bankintercard el descuento asciende hasta el 9% en carburantes en la petrolera británica si se opta por pago aplazado. En el caso de Evo Banco, todas las tarjetas de crédito y débito tienen un 2% de devolución en todas las compras en las estaciones de servicio de Galp.

Si, en cambio, se prefiere hacer el viaje en avión o tren, algunas entidades ofrecen tarjetas con descuentos. La American Express Renfe convierte el 15% del importe de todas las compras que se realicen con ella en puntos que se pueden canjear por billetes de tren. Este producto tiene una cuota anual de 80 euros, gratuita durante el primer año. La misma cuota que tiene la tarjeta Iberia Sendo Oro que otorga un punto Avios cada euro gastado si es la modalidad American Express o cada cinco euros si es Visa.

Otro de los elementos a comprobar al contratar estos productos es asegurarse de que cuenta con un seguro de accidentes de viaje y asistencia. Los plásticos de ING incluyen un seguro con una cobertura de hasta 150.000 euros, mientras que en la Mundo 123 de Santander alcanza los 120.000 euros.

Las tarjetas pueden incluir otros descuentos que abaratan la estancia fuera de casa, en una semana donde Turismo prevé que la ocupación hotelera llegue al 85,3%. Algunos de los ejemplos son el 12% de descuento en los hoteles Petit Palace que ofrece la WiZink Oro o el 10% en NH o Barceló, dentro del programa de privilegios Euro 6000, de la Visa Clip de Abanca.

Condiciones de las tarjetas


WiZink Oro. Este producto tiene un límite de crédito de hasta 10.000 euros. No tiene cuota de emisión ni renovación. El interés del dinero que se use como crédito es del 27,24% TAE.

Carrefour Pass. La tarjeta de la cadena de supermercados también es gratuita y ofrece una línea de crédito, con unos intereses mensuales del 21,99% TAE.

Visa BP. La tarjeta de Bankintercard tiene un límite de crédito de 5.000 euros al 26,82% TAE. Sin cuota anual y con descuento de hasta el 9% en carburantes BP.

American Express Renfe. Este producto tiene una cuota anual de 80 euros, bonificado durante el primer año. El 15% del importe de las compras realizadas con esta tarjeta se convierte en puntos Renfe.

Normas