Distribución

Un grupo de inversores compra Sánchez Romero para expandir la marca

El antiguo consejero delegado de Condis será el nuevo presidente

Enric Ezquerra, nuevo presidente de de Sánchez Romero.
Enric Ezquerra, nuevo presidente de de Sánchez Romero.

Un grupo de inversores ha cerrado la adquisición del grupo de supermercados Sánchez Romero. Los compradores se han hecho con el 100% del capital de la empresa, que estaba en manos de la familia fundadora.

Los nuevos propietarios están dirigidos por Enric Ezquerra, quien fuera consejero delegado de otro grupo de distribución, Condis, durante 25 años. Él será el nuevo presidente de la compañía, mientras que el director general será José María Rubio, que se mantiene en el cargo al que accedió en 2014.

La compañía aseguró en un comunicado que los nuevos propietarios tienen una “visión a largo plazo” que contempla la expansión de la compañía. “Tenemos el objetivo de afianzarnos como líder en el segmento de alta gama”, señaló el grupo de distribución.

Los inversores llegan a la empresa, especializada en productos gourmet, con la intención de invertir 10 millones de euros en duplicar el número de establecimientos de la cadena. En concreto, se pretende alcanzar los 18 supermercados, desde los nueve actuales.

Los nuevos propietarios de la compañía llegan al capital tras el primer año de crecimiento de la empresa desde que se iniciara la crisis. El pasado ejercicio terminó con una facturación de 35,9 millones, un 13,6% más que un año antes. La empresa destacó que la mejora a superficie constante fue del 5,4%, muy por encima del 0,9% medio en el sector de la distribución. Entre 2008 y 2015 la compañía redujo casi en un tercio su volumen de negocio.

Tiene una plantilla de 285 empleados en sus nueve establecimientos, todos ellos en la Comunidad de Madrid. Según los datos del Registro Mercantil, recogidos por Insight View, la empresa aumentó por primera vez su número de trabajadores en 2015, después de haber perdido casi un tercio de la plantilla desde que comenzara la crisis económica.

Entre sus planes también figuran “generar nuevas experiencias de compra”, para lo que pretenden reforzar la transformación digital de la empresa -tanto en sus supermercados físicos como en la venta por Internet- e “impulsar los hábitos saludables”.

Normas