Impuestos
José Tomás torea en la última corrida en La Monumental de Barcelona en septiembre de 2011.
José Tomás torea en la última corrida en La Monumental de Barcelona en septiembre de 2011. Reuters

Hacienda baja el IVA del teatro y los toros, pero el cine seguirá al 21%

Aplazado el impuesto sobre bebidas azucaradas y la subida de tributos verdes

El Ministerio de Hacienda ya ha ultimado un cambio normativo en el IVA para incluir en los Presupuestos Generales del Estado el acuerdo de investidura entre el PP y Ciudadanos que contempla una reducción del llamado IVA cultural. En concreto, el punto seis del artículo 91.2 del IVA establece que aplicarán el tipo reducido del 10% “la entrada a bibliotecas, archivos y centros de documentación y museos, galerías de arte y pinacotecas.” Con la reforma, a este artículo se añadirán las entradas a “teatros, circos, festejos taurinos, conciertos y a los demás espectáculos culturales en vivo”.

Así, el cine se queda de momento fuera de la rebaja del IVA y seguirá aplicando el gravamen del 21%. Los toros, que antes del incremento de 2012 del llamado IVA cultural ya aplicaban el gravamen general, sí que verán reducida su tributación. El acuerdo con Ciudadanos no incluía la rebaja del IVA de los toros. Se trata de una medida que ha impulsado el portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, cuyas tesis se han impuesto a las del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

La reducción del IVA al ocio tiene un componente regresivo

La reducción del IVA de los teatros y los toros tiene un impacto presupuestario menor y apenas supera los 50 millones de euros. Sin embargo, va en la dirección contraria que exige Bruselas, que recomienda reducir el número de bienes y servicios que están bonificados. Por otra parte, se trata de una medida regresiva porque son las rentas más altas quienes destinan una mayor parte de sus recursos a ocio y, por lo tanto, son las beneficiadas de la rebaja del IVA a los espectáculos en directo.

El cine criticará con toda seguridad quedar fuera de la rebaja del IVA cuando ha sido el sector que con más insistencia ha reclamado una rebaja fiscal. Hacienda argumenta que ya ha establecido bonificaciones fiscales en el impuesto sobre sociedades para promocionar la producción de películas en España.

El impuesto de bebidas azucaradas y la subida de tributos verdes, en la nevera
El acuerdo con Ciudadanos y el Gobierno para apoyar el presupuesto también contempla no incluir ninguna subida fiscal. Así, ni en los Presupuestos ni en una hipotética Ley de Acompañamiento se incluirá la creación de un impuesto sobre la bebidas azucaras ni un incremento de la fiscalidad verde. Ambas medidas estaban incluidas en el Programa de Estabilidad que el Ejecutivo mandó a Bruselas. Si bien Ciudadanos se apuntó como un tanto que se no incluyan estas subidas fiscales, Hacienda nunca vio con buenos ojos la aplicación de estos gravámenes. En realidad, se trataba de incluir medidas en el plan de estabilidad que contentaran a la Comisión Europea y sirvieran para evitar la exigencia de nuevos ajustes. 

Ciudadanos anunció ayer que votará a favor de los Presupuestos Generales del Estado y se mostró satisfecho de haber logrado que las cuentas destinen 4.000 millones “a la clase media trabajadoras” y a las reformas para “modernizar España”. En concreto un primer bloque de 1.915 millones incluye 480 millones para la tarifa plana de los autónomos, el aumento del permiso de paternidad o 500 millones para el complemento salarial para jóvenes. En el bloque para “modernizar España” se contempla, por ejemplo, un plan de choque contra el fracaso escolar o planes de formación.

Normas
Entra en EL PAÍS