Banca

Santander pagará 20,5 millones en EE UU por los créditos basura para la compra coches

La entidad se compromete a mejorar la supervisión

Banco Santander
Getty Images

Las hipotecas basura no fueron el único producto financiero comercializado en Estados Unidos en el ojo del huracán de la crisis que se desató en 2008 que ha terminado pasando factura a la banca. Los préstamos de alto riesgo para la compra de vehículos, concedidos a clientes sin la solvencia suficiente, son otro ejemplo de dudosa comercialización por el que las entidades deberán pagar.

En el caso de Banco Santander la factura asciende, concretamente, a 22 millones de dólares, es decir, unos 20,5 millones de euros, según avanzaba Reuters y confirman a este diario fuentes financieras.

Esta es la cifra que la filial de crédito al consumo del grupo que preside Ana Patricia Botín ha pactado abonar a las autoridades estadounidenses para dar carpetazo a las investigaciones abiertas por los créditos para compra de automóviles.

En concreto, los fiscales de los Estados de Massachusetts y Delawere acusaban a Santander Consumer USA de no haber supervisado la concesión de los créditos a clientes que la entidad facilitaba a los concesionarios.

Santander ha llegado a un acuerdo, por el que no reconoce culpa alguna, pero logra cerrar este negro capítulo de su filial norteamericana. La entidad, además, ha remarcado a las autoridades de EE UU que en los últimos años ha mejorado la supervisión y la gobernanza de la firma para prevenir nuevos escándalos similares.

“Estamos satisfechos de haber resuelto este asunto para centrarnos en dar servicio a nuestros clientes. Santander Consumer USA está totalmente comprometido en dar un servicio equitativo a sus clientes. En los últimos 18 meses, nuestro nuevo equipo directivo ha tomado medidas para fortalecer la gestión comercial y el control del negocio”, ha expuesto la filial estadounidense de Santander.

“El acuerdo voluntario anunciado hoy con los fiscales generales de Delaware y Massachusetts, que resuelve un asunto de hace varios años, es otro paso importante en este proceso. Seguiremos fortaleciendo los controles y el programa de gestión de concesionarios a la vez que seguimos poniendo foco en las mejores prácticas comerciales”, añadía el comunicado oficial.

Normas