Compras
Pago seguro Ampliar foto

Claves para comprar de forma segura en Internet en 2017

El comercio electrónico no deja de crecer, y todo apunta a que será el principal medio de compra a medio plazo. Y aunque la compra de productos a través de Internet ha mejorado y mucho a lo largo de estos años, siendo muchísimo más segura y sencilla a como por ejemplo lo era la década pasada, sigue siendo necesario tener en cuenta una serie de claves para comprar de forma segura en Internet. Porque aunque no lo parezca, el problema no es comprar en Internet, sino cómo y dónde lo hacemos. Por esa razón vamos a desgranar una a una estas claves para no llevarnos disgustos de los que nadie estamos exentos, tan siquiera los usuarios más experimentados de la red.

Comprar en Internet, comprueba siempre que la conexión es segura

Este es un factor esencial a la hora de realizar compras en Internet, el que la página en la que estamos comprando sea segura. Y eso lo podemos comprobar desde el propio navegador. Ya que de reunir los requisitos de una conexión segura, podremos ver en la parte izquierda de la barra de búsqueda un candado y normalmente el mensaje “Es seguro”. Funciona como un semáforo, y podemos ver los diferentes mensajes sobre la seguridad en un código de colores, donde el verde es la conexión más segura y el rojo obviamente la menos segura. Aun así esto no nos protege al completo, porque podemos comprar en un sitio seguro a un vendedor sin reputación alguna.

Conocer la reputación y datos esenciales del vendedor

Uno de los grandes peligros de Internet es que no sabemos a ciencia cierta con quien tratamos cuando estamos comprando a un determinado vendedor. Podemos encontrar un producto a muy buen precio, extraordinariamente bajo, pero no saber nada sobre ese vendedor. No es lo mismo comprar en Amazon o Aliexpress, donde hay unas ciertas garantías de compra, garantía y devolución de producto, que en una web donde todo parece cogido con pinzas. Una buena forma de intentar saber algo más sobre el vendedor es intentar contactar con él previamente o comprobar la dirección de su negocio.

Por experiencia propia os puedo asegurar que he dado con tiendas chinas que ofrecían productos de primeras marcas a muy bajo precio y que según sus datos de contacto estaban domiciliados en los suburbios de una ciudad media norteamericana. El sentido común en estos casos es muy importante, y si no vemos lógica ni garantías en los productos y garantías que se ofrecen, mejor buscar en otro sitio.

Otra alternativa es buscar comentarios de otros usuarios sobre esa tienda, veréis como en algunos casos son reveladoras, anticipándonos los problemas que podríamos sufrir de comprar en ella. En estos casos de poco sirve comprobar textos legales o políticas de envío o devolución, porque normalmente son todas papel mojado, de ahí que sea esencial detectar anomalías en los datos y naturaleza del vendedor.

Paga de forma segura y con garantías

Este es un elemento fundamental de las compras en Internet, el pago. Sin duda nuestra principal preocupación al pagar en Internet es la seguridad de las transacciones, y aquí debemos tener también muchas precauciones. Usar plataformas seguras de pago es una garantía de que en caso de fraude, nuestro dinero estará seguro. Hay servicios como Paypal, que no sólo nos dan confianza a la hora de decantarnos por pagar en una determinada tienda, sino que ofrece una seguridad real en nuestros pagos.

Aquí podéis consultar una interesante guía sobre cómo usar Paypal, crear una cuenta, problemas y soluciones. Estos servicios pueden reembolsar nuestro dinero en caso de una venta fraudulenta, ya sea en una tienda o en una transacción entre particulares. Hay tiendas chinas que cuentan con pasarelas de pago de ese país en las que no tenemos forma de comprobar su situación legal ni contactar en caso de fraude, y utilizar medios de pago como Paypal siempre es una garantía de seguridad.

No fiarse de las apariencias, nadie da “duros a cuatro pesetas”

Esta antigua expresión sirve perfectamente para uno de los mayores peligros que nos acechan en la red a la hora de comprar. Precisamente muchas tiendas de oscuros propósitos ofrecen un diseño medianamente similar al de una marca de reconocido prestigio, pero nos ofrecen esos mismos productos a un precio muy inferior. En estos casos nos podemos encontrar ante dos situaciones, productos falsos y copias burdas, o directamente vendedores que nunca nos envían los productos que hemos comprado. De esta última tristemente hay muchos casos de tiendas asiáticas.

¿Qué hago si no llega el producto y han podido estafarme?

Lo mejor es acudir a las autoridades, como Policía o Guardia Civil y denunciar la situación. Normalmente los seguros de la tarjeta de crédito hacen su labor y nos reembolsan el importe de la compra fallida.

Normas