Banca

Ibercaja cerrará 160 oficinas y despedirá a 686personas

El objetivo es que casi todas las salidas se lleven a cabo a través de prejubilaciones

Los anteriores ajustes se han producido a partir de los 58 años de edad

Los representantes de la dirección de Ibercaja y de los sindicatos mantuvieron ayer una reunión, la segunda, en la que la empresa concretó el número de oficinas y de empleados a los que les afectará el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que pondrá en marcha en las próximas semanas la entidad aragonesa.

La entidad explicó que tiene la intención de cerrar 160 sucursales, lo que supone un 13% del total con las que opera esta antigua caja de ahorros. Además, su ajuste de plantilla afectará inicialmente a 686 empleados (532 en la red y 154 en Servicios Centrales y de apoyo a la red), lo que pone alrededor del 12% de su número de trabajadores.Fuentes sindicales insisten en que la entidad aragonesa no ha concretado “la afección por colectivos ni por territorios”. Y ha alegado para llevar a cabo este ajuste de plantilla y de sucursales razones económicas, organizativas y productivas. CC OO asegura en un comunicado que “consumida la primera semana de negociación, todavía no estamos en disposición de realizar una propuesta para minimizar las pretensiones de la entidad”. Además, alega que la información que les ha facilitado Ibercaja no justifica “ni un solo despido, es más, la situación de carga de trabajo –especialmente en la red, a pesar de la pésima campaña de autoservicio– es crítica, como demuestran muchas bajas por stress, ansiedad, depresión y las que no se dan por no acudir al médico. Cualquier reducción de plantilla la agravaría”.

Este sindicato también recuerda la “endémica prolongación fraudulenta de jornada en muchos centros de trabajo, que realizan horas extraordinarias sin cobrar y sin cotizar por ellas”.

Otro factor que destaca este sindicato, mayoritario en la entidad y en el sector, “es la ampliación del plazo para salir a Bolsa (año 2022 prorrogable otros dos años, hasta 2024), lo que nos deja un amplio margen para actuaciones menos lesivas contra la plantilla”.

Aunque no se ha hablado de cómo se llevará a cabo este ERE, fuentes financieras señalan que un porcentaje muy alto corresponderá a prejubilaciones. Y recuerdan que hasta ahora los tres procesos anteriores de salida de personal (2013, 2014 y 2015) se han producido por prejubilaciones a partir de los 58 años de edad tras recibir algo menos del 70% del salario. Entre los tres casos anteriores han salida 830 empleados. Aunque en las presentes negociaciones depende de si el ERE se realiza entre 2017 y 2018, o solo en un año. Ibercaja cuenta con un ratio de eficiencia del 60% sin tener en cuenta el ROF, uno de los más altos del sector, y una de sus asignaturas pendientes. Pretende llegar al 50% a medio plazo. Ibercaja y sindicatos tienen hasta primeros de mayo para llegar a un acuerdo.

Normas