Crónica bursátil

El Ibex celebra el resultado de las elecciones holandesas y regresa a máximos de 2015

Encabeza los ascensos de los mercados en Europa subiendo un 1,85%

Ibex 35
La Bolsa de Francfort REUTERS

Europa coge oxígeno. La victoria del partido de la libertad VVD del primer ministro, Mark Rutte, en las elecciones generales de Holanda sirve a los inversores para tomarse un respiro y rebajar así la tensión que sobrevuela al Viejo Continente.La agenda política no ha concluido, ni mucho menos, pero este freno al populismo sirve para inyectar algo de optimismo al mercado. Por delante queda la activación del artículo 50 del tratado de Lisboa, previsto para finales de mes, las elecciones en Francia y los comicios en Alemania. Los inversores, no obstante, prefieren dirigir su mirada a corto plazo e intentar digerir las buenas noticias.

IBEX 35 8.912,70 0,71%

Uno de los activos que más han celebrado el hecho de que los holandeses no hayan apoyado el populismo fue la renta variable. El Ibex 35 se convirtió en el índice más alcista de Europa al anotarse una subida del 1,85%. Con este ascenso, el selectivo español vuelve a hacerse con los 10.000 puntos y retorna a máximos de diciembre de 2015.En lo que va de año la Bolsa española encabeza las alzas al anotarse un 8,72% con la ayuda del tirón de la banca, las empresas de los recursos básicos y la aerolínea IAG, que tras las caídas registradas el año pasado por el triunfo inesperado del brexit, este año intenta recomponerse.

La alegría vivida ayer en el índice español tuvo su réplica en el resto de Bolsas europeas. Al Ibex 35 le siguieron elMib italiano, que se anotó un 1,7%, el Cac francés, que avanzó un 0,56%, el Dax alemán, que subió un 0,61% y el Euro Stoxx y FTSEbritánco, que sumaron un 0,90% y un 0,64%, respectivamente.

El avance del Partido por la Libertad (PVV), liderado por el populista Geert Wilders, ha sido inferior al esperado. La formación política anti-islam obtuvo 20 escaños, cinco menos de lo pronosticado por las encuestas, frente a los 33 conseguidos por el actual primer ministro. Y todo ello con una participación del 82%, la más alta desde 1986. “Ha sido toda una lección de los ciudadanos holandeses contra el ascenso de la extrema derecha y permite pensar a los inversores que en Francia puede pasar lo mismo”, señalan desde Unicorp Patrimonio. No obstante, desde Link Securities creen que extrapolar lo acontecido en Holanda a Francia no es del todo correcto dadas las importantes diferencias que existen entre la política holandesa y gala.

El otro ingrediente de la sesión vino desde EE UU. Como ya hicieran un día antes Wall Street, hoy los inversores aplaudieron el tono mantenido por Janet Yellen.Como era de esperar la Fed subió los tipos en un cuarto de punto. La incógnita estaba puesta en el ritmo de subidas previsto por el banco central EE UU. Finalmente, la institución decidió mantener sin cambios sus estimaciones de tres ascensos para este año (una de ellos se acometió el miércoles) y otros tres para 2018. Es decir, mantuvo la cautela y no se dejó llevar por las voces que apuntan a un mayor crecimiento fruto de un política fiscal expansiva. De hecho, Yellen confirmó que existen muchas incertidumbre sobre el impacto de las esperadas medidas.

Ayer al cierre de los mercados europeos los inversores se decantaron por las ventas.Los tres índices de referencia registraron leves descensos.Los inversores aguardaban a conocer el presupuesto para el ejercicio fiscal de 2018. Unas cuentas que estarán marcadas por el aumento del gasto en defensa en 54.000 millones y recortes para el Departamento de Estado y a la Agencia Medioambiental. La petición del presupuesto base es de 10.100 millones menos que el nivel de 2017.

Junto a la Bolsa y la renta fija el otro mercado que recogió lo acontecido a un lado y otro del Atlántico, fue el de divisas. Después de la caída experimentada el miércoles por el dólar (los inversores tenían descontado el alza de tipos desde comienzos de marzo), ayer al cierre de los mercados europeos mantenía un comportamiento plano. La moneda única se intercambiaba a 1,073 billetes verdes. Por su parte, la libra se anotó más de un 0,67%, hasta los 1,23 dólares en una jornada en la que el Banco de Inglaterra decidió mantener sin cambios los tipos de interés y su programa de compra de bonos corporativos, dejando la puerta abierta a una subida del precio del dinero en el corto y medio plazo.

Normas