Industria farmacéutica

Chemo compra una filial de Juste y aviva la integración en el sector farmacéutico

El grupo de Hugo Sigman adquiere una división de la empresa madrileña

Sede de Grupo Chemo en Madrid.
Sede de Grupo Chemo en Madrid.

El grupo químico y farmacéutico Chemo, a través de su filial Exeltis, ha adquirido al laboratorio madrileño Juste su división Juste Farma, dedicada a la venta de productos farmacéuticos de ginecología, sistema nervioso central y atención primaria. De esta forma, se avivan los movimientos de integración en el sector.

Se trata de una de las escasas operaciones entre laboratorios españoles en los últimos tiempos, adelantándose a lo que los expertos del sector señalan para los próximos meses: los movimientos corporativos en los que pueden participar las farmacéuticas nacionales. La operación la ha protagonizado el Grupo Chemo, que ha adquirido la filial Juste Farma, del laboratorio madrileño Juste.

Chemo incorpora a su cartera de activos los productos farmacéuticos de ginecología, sistema nervioso central y atención primaria, además de absorber la red de ventas de esta división de Juste, empresa que ha sido asesorada en la transacción por Deloitte. Fuentes del sector indican que se acaba de producir la integración de las plantillas de ambas compañías. No ha trascendido la cuantía de la operación.

Estas terapias adquiridas por Chemo refuerzan la presencia de Exeltis en España, gracias a la suma de las actividades de investigación, promoción y comercialización de estos medicamentos. Incorpora también fármacos para el tratamiento del insomnio, la depresión o la epilepsia

La operación se enmarca dentro de una coyuntura internacional de concentración en el sector, por la necesidad de los laboratorios de poner en el mercado nuevos productos.

El laboratorio Juste fue creado en Madrid en 1922 por Rafael Juste, centrado en sus inicios en productos para la oftalmología. Fuera de la transacción queda Justesa Imagen, la gran división química, que fabrica principios activos (la materia prima de los fármacos) destinados a laboratorios de todo el mundo. Durante estos años, la compañía se ha especializado fuertemente en la producción de medios de contraste radiológico, que sirvieron para iniciar la internacionalización a partir de los años setenta. Con planta de producción en Coslada, en 2015 facturó 29,3 millones de euros, según los últimos datos presentados en el Registro. Continúa siendo una empresa familiar, presidida por Inés Juste desde 2011 como representante de la cuarta generación de la saga.

Por su parte, Chemo es también un grupo químico farmacéutico familiar creado en 1977 por el argentino Hugo Sigman, con sede corporativa en España y con tres plantas de producción en nuestro país (en León, Guadalajara y Alcalá de Henares). Este grupo –presidido por Leandro Sigman, hijo del fundador– se divide en tres grandes negocios a nivel internacional. Por un lado, Chemo Industrial, con 11 plantas industriales, cinco químicas y seis farmacéuticas, para la producción de los ingredientes de los medicamentos y fármacos terminados.

Otra de sus filiales es Mabxience, dedicada al desarrollo de biosimilares, fármacos biológicos que entran en el mercado a menor coste cuando los originales pierden las patentes. Este tipo de terapias son de las más punteras frente a enfermedades como el cáncer, además de las más costosas para el sistema sanitarios.

Por último, Exeltis, donde se integra ahora Juste Farma, es una marca lanzada en España en febrero. Suma 300 productos en su cartera en las áreas de salud de la mujer, respiratorio, dermatología y endocrinología, con 4.000 profesionales y 35 filiales. Chemo España tiene como matriz el holding Kevilmare, con una facturación de 503 millones en 2014, según los datos recogidos en el Registro por Insight View.

Normas