Con chino
Así es el clon chino del Samsung Galaxy S8 del que hemos visto nuevas imágenes Ampliar foto

Así es el clon chino del Samsung Galaxy S8 del que hemos visto nuevas imágenes

Es un clásico ante la llegada de cualquier nuevo gran terminal que se precie al mercado. Ya lo hemos visto de anteriores generaciones del buque insignia de Samsung, como el Galaxy S6 o el S7, cómo los clones chinos llegan al mercado incluso antes de que sea presentado el original, que se mostrará al mundo en un acto el próximo 29 de marzo. Ya os hemos contado alguna vez cómo se puede distinguir un clon chino de este tipo de móviles de otro original, y eso algo que habría que hacer con esta nueva unidad clónica que hemos visto de nuevo en otras imágenes, y que como se demuestra tiene un aspecto bastante similar al que hasta ahora hemos reconocido como Samsung Galaxy S8.

Imágenes del clon del Samsung Galaxy S8

Es una situación un tanto surrealista, pero suele ocurrir, ver el clon de un futuro buque insignia antes de que este sea incluso presentado. Como os podéis imaginar se trata de un teléfono basado en lo que se ha rumoreado ya de este nuevo terminal de Samsung, porque es imposible que lo haga en la versión real del terminal. Hoy hemos conocido nuevas imágenes que nos han mostrado el diseño de este clon, y como suele ocurrir con estos terminales el resultado suele ser un poco chapucero.

No hay más que ver que se puede cazar a este clon chino del Samsung Galaxy S8 rápidamente si nos fijamos en su pantalla. Y es que como podéis observar en las imágenes cuenta con una pantalla plana y no curva como se ha filtrado ya en varias imágenes y videos. Partiendo de esa base nos damos cuenta rápido de que no es un Galaxy S8 de verdad. Pero hay más detalles, como que la gran pantalla del S8 original sólo es aparente en este modelo, porque cuenta con bordes negros en la parte superior e inferior del panel.

Después podemos ver otros detalles como el pobre acabado de esta unidad, que nada tiene que ver con la que esperamos del modelo original. Con un brillo metálico un tanto “cutre” que en absoluto da la sensación de ser un Galaxy S8 de verdad. Vamos, parece más un Samsung Galaxy S5 o S4 sin botones capacitivos, y lo único que nos recuerda a lo que imita es el fondo de pantalla y un presunto lector de huellas junto a la cámara de fotos.

Normas