Windows 10
Windows 10 Ampliar foto

Microsoft ya ejecuta aplicaciones en streaming en cualquier dispositivo Windows 10

La instalación física de una aplicación o juego es el método tradicional que todos entendemos como esencial para disfrutar de estos contenidos tanto en nuestro teléfono como en nuestro ordenador. Pero en el horizonte se atisba una tecnología que varios fabricantes han estado desarrollando en los últimos años y que parece más madura que nunca para integrarse en nuestro día a día con los dispositivos. Hablamos de la ejecución de aplicaciones o juegos en streaming, algo que ya hemos visto en proyectos de Google o Nvidia y al que ahora se suma Micorosft para hacer lo propio en Windows 10.

La publicidad, la principal beneficiada de esta nueva tecnología Microsoft

Como decimos los de Redmond no son ni mucho menos los primeros en poner en marcha un proyecto de este tipo, pero sin duda dice mucho del poder de adaptación de la firma a los nuevos tiempos. Como decimos la publicidad será la principal beneficiada de esta tecnología, y permitirá beneficiar tanto a los anunciantes como a los jugadores o usuarios. El sistema de ejecución en streaming de aplicaciones anunciado por Microsoft representa el nuevo sistema que utilizará la compañía para mostrar publicidad en dispositivos con Windows 10.

El principal uso de esta tecnología es cambiar por completo la forma en que vemos publicidad en nuestros dispositivos. Hasta ahora esta se limita a un banner en el que podemos pulsar y saltar directamente a la aplicación en la tienda de turno, en este caso la de Windows 10, obligándonos a salir de la aplicación en la que estamos. Pues bien, ahora el proceso sería totalmente distinto y se basaría en esta nueva tecnología de streaming.

De la nueva forma veríamos el mismo banner de publicidad, pero en el momento de pulsarlo no saldríamos de la aplicación, sino que se ejecutaría completamente de forma remota el juego o aplicación que se está anunciando. Esto nos permitiría disfrutar del juego o aplicación durante un máximo de tres minutos de la misma forma que si lo hubiéramos instalado en nuestro dispositivo.

Con la principal ventaja de que no necesitaríamos instalar en ningún momento la app en nuestros dispositivos, y lo que es más importante, no tendríamos que salir de la aplicación actual, por lo que si no nos gusta podemos volver a donde estábamos de forma sencilla e inmediata. En el diagrama adjunto se puede ver de forma bastante clara cómo funciona una tecnología que ya está disponible para los anunciantes.

Normas