Theresa May sube los impuestos a los autónomos

Solo afectará a aquellos profesionales que obtengan beneficios superiores a 9.285 euros anuales a partir de abril de 2018.

impuestos a los autónomos

Los primeros presupuestos de Theresa May al frente del Gobierno de Reino Unido dejan mal parados a los autónomos. En concreto, según ha adelantado su ministro de Finanzas, Philip Hammond, la tasa impositiva que recaerá sobre este colectivo subirá hasta el 10%. No obstante, solo afectará a aquellos profesionales que obtengan beneficios superiores a 9.285 euros anuales a partir de abril de 2018.

Desde esa fecha, no obstante, los impuestos para el mencionado segmento del colectivo autónomo ascenderán hasta el 11% del gravamen. Esta decisión se ha basado, según el Ejecutivo británico, en un principio de igualdad, pues “las contribuciones que llevan a cabo los autónomos del país son “significativamente” menores que las realizadas por los empleados por cuenta ajena.

En concreto, Hammond ha sostenido que cada empleado por cuenta ajena con un salario de 36.862 euros paga junto a su empleador 6.170 libras en impuestos. Por el contrario, los autónomos entregan 2.650 euros en impuestos, a pesar de generar los mismos ingresos.

La subida impositiva a los autónomos afecta a casi 2,5 millones de personas y rompe la promesa electoral de los conservadores de no incrementar los impuestos a este colectivo. De igual modo, está previsto que también se produzca una bajada impositiva a los estratos más ricos del país.

Entre prioridades presupuestarias del Gobierno británico destacan las inversiones puntuales en sectores en crisis. A pesar de que se mueven en la línea de la austeridad, para el responsable de la cartera de Finanzas estos presupuestos promoverán un Reino Unido “más fuerte, más justo y más global”, lo que llevará a ofrecer al país “una plataforma fuerte y estable” para las conversaciones que se avecinan con la Unión Europea.

 

Normas