Usando Alibaba para exportar a China

Las pymes españolas no suelen exportar a China debido a las barreras idiomáticas, a la lejanía y a la competitividad en el precio.

Alibaba

China se ha convertido en la primera potencia económica del mundo. Un nicho de mercado susceptible para que las pymes españolas exporten, aunque no suelen hacerlo debido a las barreras idiomáticas, a la lejanía y a la competitividad en el precio.

Sin embargo, estos negocios tienen en el comercio electrónico un nicho de mercado muy importante para hacer valer sus productos y servicios en el país oriental. Sobre todo, si son conscientes de que China cuenta con el mayor markeyplace del planeta: Alibaba.

Es por ello que desde el ICEX recomiendan hacer uso de esta plataforma para introducir una marca española en China. En concreto, Victoria Vera, directora adjunta de información y servicios personalizados de esta entidad, asegura que vender en el mercado chino a través de Alibaba “puede facilitar el acceso y reducir los costes iniciales” que conlleva toda exportación.

De igual modo, y aunque reconoce que para expandir un negocio hace falta una inversión inicial, contar con una plataforma como Alibaba “facilita y abarata el proceso”, puesto que en este caso concreto, Alibaba cuenta con “diferentes marketplaces que se adaptan a las necesidades y particularidades de las empresas que quieren exportar”.

Además de esta adaptación a cualquier tipo de empresa, Alibaba tiene una serie de servicios ya implantados que facilitan el proceso de expansión de la pyme en China, como un medio de pago propio, un operador logístico que integra un sistema de gestión aduanera y seguimiento de pedidos, servicios de marketing, Cloud y aspectos añadidos por parte de los partners.

Mercado atractivo

China se ha convertido en un gran mercado para las empresas que quieran exportar allí. En la actualidad presenta un PIB de 10,4 billones de euros, con grandes perspectivas de crecimiento. En lo que respecta a Internet, se posiciona como uno de los mejores países en los que vender productos y servicios online.

También hay que tener en cuenta que los consumidores chinos están acostumbrados a comprar online. De hecho, prefieren esta experiencia a acudir físicamente a una tienda, por lo que Alibaba es un escaparate perfecto para el producto de la pyme española. Estos buscan, por encima del precio, la facilidad de la compra online, que sea una experiencia de compra satisfactoria, un buen producto competitivo y un buen servicio y atención al cliente.

Normas