Mobile World Congress

Huawei gana terreno, pero Samsung vende más

El saturado mercado español de ‘smartphones’ presenta perspectivas de estancamiento

Huawei P8 Lite
Huawei P8 Lite, el móvil más vendido en España el año pasado.

El mercado de móviles español, como en general el del mundo, está saturado y con perspectivas de estancamiento o caída. La china Huawei está ganando terreno a veteranos como Apple, Samsung y BQ. Los expertos no ven crecimiento hasta dentro de cuatro años, gracias al 5G y a baterías más avanzadas.

El 87% de los teléfonos móviles que se venden en España son smartphones, según la consultora Kantar. Las cinco marcas más vendidas son dos coreanas, una china, una estadounidense y una española: Samsung, Huawei, Apple, LG y BQ, por ese orden según la firma de análisis de mercados IDC, y con BQ en el tercer lugar según las estimaciones de la consultora Kantar. El mercado está dominado por los dispositivos Android: casi 9 de cada 10 smartphones utilizan su sistema operativo. El resto son casi todos iOS, el sistema de Apple.

Laura Castillo, analista de IDC, destaca que Huawei –líder en su país de origen– es la marca que más crecimiento experimentó en España en 2016, debido a su “amplio y competitivo” catálogo. Su modelo más vendido es el Huawei P8 Lite, también el más vendido en general.

Por el contrario, entre los principales proveedores el que más cuota de mercado ha perdido en España es la empresa local BQ, “debido en parte a la competencia de las marcas chinas, como Xiaomi, ZTE o Huawei. La falta de innovación en su catálogo y su foco en productos de gama media a precios asequibles ha ocasionado que su oferta se parezca demasiado a la de estos proveedores”, explica Castillo.

A la coreana Samsung le ha afectado la crisis del explosivo Galaxy Note, paliada por el éxito de la serie S7, y sus ventas han vuelto a niveles de 2012. Las de Apple, por su parte, “han sufrido una ligera disminución, pero la aparición de los nuevos iPhone 7 y iPhone 7 Plus (aunque su modelo más vendido sigue siendo el iPhone 6s) ha hecho que su negocio se mantenga prácticamente estable”, señala Castillo.

Lauren Guenveur, analista global de la industria móvil de Kantar, añade que aunque Apple es una marca muy deseable, “el mercado español tiende a dispositivos de gama media y de gama baja que la compañía de Tim Cook no tiene. Además, cada vez más, hay una tendencia a permanecer leales a un ecosistema”. Apple domina en Reino Unido y la China urbana con el iPhone 6s.

Volviendo a España, entre 2011 y 2015 las ventas de smartphones prácticamente se duplicaron, mientras que en 2016 disminuyeron un 2%. Para este año, Kantar prevé un estancamiento o ligera disminución del mercado, e IDC, una evolución similar a la de 2016, así como una disminución del 4% anual hasta 2020.

A partir de entonces, dice Castillo, el mercado volverá a crecer “debido a la incorporación de novedades, que impulsarán la compra de nuevos dispositivos: la necesidad de un mayor rendimiento debido a nuevas aplicaciones con gráficos más avanzados, la mejora en las baterías (las tecnologías de iones de litio existen desde principios del siglo XX y, como demuestra el incidente de Samsung, se necesita una nueva tecnología eficiente y menos volátil), y el despliegue de redes 5G, que mejorarán la experiencia de usuario con una mayor velocidad y una menor latencia[tiempo entre propagación y transmisión] ”.

Guenveur no cree que sea el momento de competir por el mercado de gama baja español. “Los márgenes son bajos. Para conseguir rentabilidad en esa franja, habría que ir en la línea de lo que hace Huawei, que produce sus propios chips. La mayoría de los fabricantes no tienen esa capacidad y la inversión sería considerable.”

Normas