Entidades financieras

El consejero delegado de CaixaBank ganó 2,52 millones en 2016

Gonzalo Gortázar repitió el mismo sueldo que en 2015

El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar.
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ganó el pasado año 2,52 millones de euros, prácticamente lo mismo que en 2015, mientras que el presidente de la entidad, Jordi Gual, que asumió el cargo el 14 de septiembre, devengó 340.000 euros.

La remuneración del consejo de administración de CaixaBank se situó en 2016 en 7,22 millones de euros, frente a 7,5 millones el año anterior, según consta en el informe de retribuciones que la entidad ha remitido al regulador bursátil, la CNMV.

El primer ejecutivo de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, fue el directivo que devengó una mayor remuneración, con 2,52 millones, de los que 2,27 millones corresponden a la retribución en metálico por su actividad tanto en el banco como en sociedades del grupo, mientras que otros 254.000 euros están vinculados al importe de las acciones otorgadas.

CaixaBank, además, aportó al sistema de ahorro a largo plazo de Gortázar 255.000 euros en 2016, la misma cifra que en 2015, lo que eleva los fondos acumulados a 2,68 millones.

CAIXABANK 4,19 0,24%

La retribución del actual presidente no ejecutivo de CaixaBank, Jordi Gual, se situó el pasado año en 340.000 euros, debido a que asumió el cargo a mediados de septiembre en sustitución de Isidre Fainé, quien entre enero y junio, cuando presentó su renuncia, devengó 579.000 euros.

El vicepresidente ejecutivo de CaixaBank, Antonio Massanell, también mantuvo su remuneración en 2016, con 1,38 millones de euros.

En su caso, la sociedad aportó al sistema de ahorro a largo plazo 100.000 euros, lo que eleva los fondos acumulados por el directivo a 13,4 millones. 

La retribución de todo el consejo de alcanzó los 7,2 millones de euros, un 4% menos que en 2015, cuando se situó en 7,5 millones.

Esta disminución se debe a cambios en el consejo, entre los que se incluye el relevo en la presidencia de CaixaBank con la salida de Isidre Fainé, que fue sucedido por Jordi Gual, mientras que se mantuvieron las políticas retributivas, han explicado a Europa Press fuentes de CaixaBank.

El vicepresidente de la entidad, Antonio Massanell, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, mantuvieron retribución con 1,3 y 2,5 millones respectivamente, a lo que sumaron aportaciones a seguros (49.000 y 36.000 euros) y planes de ahorro (100.000 y 255.000 euros). °

Normas