Perfil

Roberts y Kravis: El arte de comprar apalancados

Los fundadores del fondo KKR pretenden aplicar su larga experiencia a mejorar los márgenes de Telxius

George R. Roberts y Henry Kravis, fundadores y CEO de KKR.
George R. Roberts y Henry Kravis, fundadores y CEO de KKR.

Son primos hermanos y residentes en EE UU, aficionados a las artes escénicas y expertos en compras apalancadas. Henry Kravis y George R. Roberts son los co-presidentes y co-CEO de KKR, el fondo de inversión que acaba de comprar el 40% del negocio de infraestructuras de Telefónica, Telxius.

Junto a Jerome Kohlberg, 20 años mayor que ellos, y con el que trabajaban en el banco de inversión Bear Stearns, fundaron el fondo en 1976. Desde 1987, con la marcha de Kohlberg, Kravis y Roberts quedaron como los únicos directores de la firma.

Son primos y han pasado casi toda su vida juntos. Crearon la firma en 1976, después de ser socios del banco Bear Stearns

KKR & Co. tiene su sede en Nueva York, donde reside habitualmente Kravis, que también pasa temporadas en Palm Beach (Florida). Roberts vive en Atherton (California). Juntos han hecho algunas de las compras apalancadas más importantes de la historia, como la del conglomerado tabaquero y alimentario RJR Nabisco en 1989 –la más grande hasta esa fecha–, o la de la eléctrica TXU en 2007. Sus inversiones duran siete años de media, y han expandido el negocio al sector inmobiliario y los hedge funds. Tienen participaciones en más de 100 empresas, con ingresos de 190.000 millones de euros en total. En España están presentes en Gestamp Solar y el negocio de renovables internacional de Acciona, entre otras compañías. El fondo cotiza en Bolsa desde 2010.

Ahora van a pagar 1.300 millones de euros por el 40% de Telxius (que posee 16.000 torres de telecomunicaciones en cinco países y gestiona una red de 65.000 kilómetros de cables de fibra óptica submarinos), con una valoración similar a la fallida OPV del año pasado. El fondo espera que, aunque no tengan el control, puedan mejorar los márgenes de la compañía, apoyándose en la demanda de datos provocada por los coches autónomos y otros dispositivos conectados.

Kravis y Roberts se convirtieron en socios de Bear Stearns con solo 30 y 31 años de edad. Allí aprendieron a preocuparse “no de lo que puedes ganar en el mercado alcista, sino de lo que puedes perder a la baja”. Dejaron el banco por su política de que el que hiciera el negocio se llevara todo el beneficio, según explicaba Kravis el año pasado en una entrevista con Bloomberg. “Queríamos compartirlo todo, aunque no todos hubiéramos participado”.

Decidieron quedarse con el 20% de los beneficios de las operaciones gestionadas por ellos, un porcentaje que se acabó convirtiendo en habitual en el sector, porque era similar al 25% típico de las operaciones en el sector del petróleo, en el que trabajaban los padres de ambos.

La familia de Kravis y Roberts, nacidos ambos en 1944, es judía. El primero nació en Tulsa (Oklahoma), y el segundo en Houston. Estudiaron en la misma universidad, Claremont McKenna College (California), donde Kravis fue capitán del equipo de golf. Son el mejor amigo el uno del otro. “Puedo terminar las frases de George, y él las mías”, cuenta Kravis. “La última gran discusión que tuvimos fue con siete años, porque el quería montar en mi bici nueva antes que yo. No le dejé, y me hice una brecha de 26 puntos. No volví a discutir con él”.

Ambos son grandes filántropos. Kravis destina sus donaciones principalmente a causas educativas, de artes escénicas y de salud. Es patrono del Ballet de Nueva York y del Metropolitan Ballet, mientras que su primo es miembro de los consejos del Ballet y de la Sinfónica de San Francisco.

Kravis está en los consejos de varias universidades, entre ellas la Universidad Rockefeller, mientras que Roberts dirige organizaciones sin ánimo de lucro como la Roberts Enterprise Development Fund, dedicada a la creación de empleo.

Kravis, fiel votante republicano, se ha casado tres veces, y en total ha tenido tres hijos, uno de ellos fallecido. Su esposa actual es la economista y presentadora de televisión canadiense Marie-Josée Drouin. Roberts se ha casado en dos ocasiones, la segunda con la socia de Goldman Sachs Linnea Conrad. También tiene tres hijos.

Los primos pretenden que su fondo les sobreviva, “como Goldman Sachs”, y prevén que habrá más firmas de capital riesgo todavía. A sus 73 años, su entrada en Telxius demuestra que siguen en forma.

Normas