Banca

Bankia realizará un 'contrasplit' de una acción nueva por cada cuatro antiguas

Goirigolzarri generó por primera vez un variable a cobrar desde 2020

Una operaria limpia el logo de Bankia.
Una operaria limpia el logo de Bankia. EFE

Bankia someterá a la votación de la junta de accionistas la agrupación de acciones en circulación, una operación conocida en el mercado como 'contrasplit', a razón de una acción nueva por cada cuatro antiguas, con lo que el número de títulos del banco pasará de 11.517 millones a 2.879 millones.

Así consta en la convocatoria de la junta general que se celebrará el próximo 24 de marzo en Valencia y donde también está previsto que se vote un incremento de 6.300 millones de euros en las reservas voluntarias de la entidad mediante una reducción del valor nominal de cada una de las acciones de 0,80 euros a 0,25 euros.

Fuentes de la entidad han aclarado a Europa Press que estas dos operaciones “no suponen ningún tipo de alteración del patrimonio de la sociedad y, como consecuencia, en el valor económico que tenga cada accionista, que se mantiene igual que el existente hasta ese momento”.

Por otra parte, la entidad propondrá a la junta de accionistas reelegir a José Ignacio Goirigolzarri como presidente por cuatro años más. El directivo lleva al frente de la entidad desde 2012.

BANKIA 2,90 -0,21%

Entre los acuerdos que se someterán a la aprobación de la junta se encuentra la reelección, también por cuatro años, de los consejeros Antonio Ortega, Jorge Cosmen, José Luis Feito, Fernando Fernández y Álvaro Rengifo.

Retribución de Goirigolzarri

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri mantuvo su retribución congelada en 2016 y percibió 500.000 euros, la misma cantidad que lleva recibiendo desde que asumió el cargo en 2012, pero durante el pasado ejercicio generó por primera vez una retribución variable que comenzará a cobrar a partir de 2020 en el caso de que no concurra ninguna circunstancia excepcional.

Hasta ahora, tanto Goirigolzarri como el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, y el director general de Personas, Medios y Tecnología, Antonio Ortega, habían renunciado a percibir la parte variable de sus salarios pese a que habían cumplido los objetivos establecidos.

Durante 2016, el pago de la retribución variable de cualquier empleado de Bankia estuvo condicionada al abono del dividendo, que el banco comenzó a repartir en 2015. Dado que el Estado posee el 66% de la entidad, esto supone avanzar en la devolución de ayudas, que a día de hoy alcanza los 1.836 millones de euros, recordaron fuentes de la entidad.

El importe máximo que podrán percibir los consejeros ejecutivos por la retribución variable asciende a 250.000 euros, aunque no empezarán a percibirla hasta 2020. La mitad de la misma les llegará en efectivo y la otra mitad en acciones.

Normas