Transporte

Renfe revisa precios y sube un 1% el billete del AVE

El encarecimiento de la tarifa base afecta en unos 48 céntimos de media por billete

Un grupo de pasajeros accede a un tren del servicio AVe de Renfe.
Un grupo de pasajeros accede a un tren del servicio AVe de Renfe.

Renfe ha decidido hacer revisión tarifaria y, con ello, subir ligeramente el precio del AVE y servicios de larga distancia. El incremento de la tarifa base es del 1% para un modo de transportes que apenas ha tocado precios, más allá de las promociones, desde la notable rebaja de febrero de 2013. Se trató entonces de una de las primeras decisiones de calado del gabinete de Fomento liderado por la exministra Ana Pastor. Se intentaba popularizar unos servicios ferroviarios con ratios de ocupación que apenas alcanzaban el 60%.

La medida tomada ahora afectará al precio medio del billete, según cálculos de Renfe, en unos 48 céntimos al alza. La compañía pública busca repercutir la subida de costes de producción y ha recordado esta tarde que este encarecimiento se da tras cinco años sin subidas, además de mantenerse congelados los precios de los servicios de Cercanías y Media Distancia. Estos últimos atienden a 440 millones de pasajeros al año.

Los billetes afectados corresponden a los servicios comerciales de Renfe, "sujetos a competencia con otros modos y funcionando sin régimen de subvenciones", han subrayado desde la empresa que preside Juan Alfaro.

La tarifa de referencia en el AVE y larga distancia (Alvia y Euromed principalmente) es la flexible. Con ello, el billete de AVE entre Madrid y Valencia pasa de 72,4 a 73,1 euros; el Barcelona-Zaragoza sube de 59,6 a 60,2 euros; viajar con Tarifa Flexible en el Alvia Madrid-Vigo costará 56,6 euros, desde los 56,1 euros actuales, y el Altaria Madrid-Murcia pasa de 47 a 47,4 euros, entre otros ejemplos. A partir de estas tarifas, Renfe calcula sus promociones y demás oferta dinámica de precios, con descuentos hasta del 70% en el conocido como billete Promo.

Normas