Proceso de transformación

Amper sigue su reestructuración: vende sus filiales en Latinoamérica

Reducirá deuda por siete millones

Edificio de Amper
Edificio de Amper

 

Nuevo paso de Amper en su reestructuración. En un hecho relevante remitido a la CNMV, la compañía ha señalado que ha acordado transmitir a favor de una sociedad de nueva constitución participada por Osmundo Luquez, director general hasta dicha fecha de las filiales del Grupo Amper en Latinoamérica, las acciones representativas del capital social de las divisiones controladas por la empresa con presencia en Ecuador, Panamá, República Dominicana, Centro América (contemplando las filiales de Guatemala, Nicaragua, El Salvador y Honduras) y EE UU (con la filial Desca Corp.).

“Dicha venta se efectúa sin pago de precio pero mediante la asunción por parte del comprador de todas las obligaciones y pasivos existentes en las compañías vendidas con fecha 31 de diciembre de 2016”, ha explicado Amper, añadiendo que las filiales vendidas alcanzaron unas ventas en torno a 15 millones de euros y contribuyeron negativamente en 2,5 millones a los resultados consolidados del grupo en el año 2016.

La empresa precisa que el resultado de la transacción supondrá un impacto estimado positivo en la cuenta de resultados del Grupo Amper de aproximadamente 5,8 millones de euros con una minoración de la deuda financiera neta del grupo en siete millones de euros.

Amper ha insistido en que mantiene su apuesta por los mercados de Colombia, Méjico, Perú y Costa Rica, en los que se estima un notable crecimiento en los próximos años.

En su intervención en la junta de accionistas de octubre, el presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, dejó claro que la compañía se iba a centrar en el crecimiento de los negocios rentables y deshacerse de las divisiones no rentables. En esta línea, Amper señaló que va a proceder con la liquidación de sus sociedades en Argentina y Brasil en el primer semestre de 2017, activos que la compañía tenía calificados como “no corrientes mantenidos para la venta”. La firma espera finalizar el proceso durante este semestre.

Lo cierto es que Amper está en un proceso de total transformación. La firma está en proceso de venta de sus negocios en el Pacífico Sur al grupo ATH por cerca de 70 millones de euros. Con la desinversión, Amper pasará de tener deuda a tener caja neta.

Al mismo tiempo, Amper ha llevado a cabo una ampliación de capital mediante la compensación del crédito debido por Alterfin (filial de Auriga). Un movimiento que otorga a la gestora una participación cercana al 10,5% del capital y que le convierte en el primer accionista.

Además, Auriga firmó a final de diciembre otro contrato de financiación con Amper para acometer la compra de Nervión Industries, por un importe de 6,75 millones de euros. Nervión, que se dedicada a la prestación de servicios industriales en sectores estratégicos, está por Barisan, empresa perteneciente al portfolio asesorado por Springwater Capital.

Todos estos movimientos han convertido a Amper en una de las estrellas bursátiles del mercado español en los últimos tiempos. Desde finales de junio, los títulos de la empresa se han revalorizado cerca de un 280%. Las acciones de Amper suben hoy casi un 2%.

Normas