Thomas Cook reduce un 11% sus pérdidas en su primer trimestre

El turoperador británico se muestra "cauteloso sobre el resto del año, dada la incierta perspectiva política y económica”

Una agencia de viajes de Thomas Cook.
Una agencia de viajes de Thomas Cook. Reuters

Thomas Cook registró unas pérdidas operativas de 67 millones de libras esterlinas (78,64 millones de euros) en su primer trimestre fiscal, lo que supone un 11% menos que durante el mismo periodo del ejercicio anterior, según informó el touroperador británico.

Las pérdidas antes de impuestos durante su primer trimestre fiscal --de octubre a diciembre de 2016--, ascendieron a 135 millones de libras esterlinas (144,55 millones de euros), un 19% más.

La facturación total del grupo ascendió a 1.618 millones de libras esterlinas (1.732,5 millones de euros), con un aumento de 209 millones de libras esterlinas (223,79 millones de euros) en el trimestre con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

El crecimiento de las vacaciones en Grecia, España y los destinos de largo recorrido ayudó a aumentar los ingresos del primer trimestre en el operador turístico, que dijo que “sigue en buen camino para cumplir con las expectativas de todo el año”.

Mejora en Reino Unido

La empresa mantuvo estables sus 'números rojos' en su resultado neto de explotación subyacente (Ebit) en los 49 millones de libras esterlinas (52,47 millones de euros) que ya registró en el mismo periodo del pasado año.

El consejero delegado de Thomas Cook, Peter Fankhauser, calificó este resultado de un “buen comienzo de año, a pesar de las desafiantes condiciones comerciales y después de haber actuado con rapidez para buscar alternativas a la situación en Túnez y Egipto”.

Por mercados, mejoró un 5% su Ebit en Reino Unido y en el norte de Europa, donde creció un 2%. Su negocio aéreo (Airlines Germany) redujo en 5 millones de libras esterlinas (5,35 millones de euros) su Ebit subyacente, un 13% menos.

A 31 de diciembre, la deuda del touroperador ascendía a 1.225 millones de libras esterlinas (1.311,7 millones de euros), un 33% más.

Buena temporada de invierno

El grupo dijo que en su temporada de invierno 2016-17 vendió alrededor del 82% de su oferta, en línea con sus expectativas, mientras que su temporada de verano 2017 esperan cerrarla con el 32%, con un crecimiento de las reservas de un 9% a nivel interanual.

Desde la compañía agregan que su negocio digital está creciendo fuertemente, con reservas en línea de más del 20% en el Reino Unido y el 40% en Alemania.

Según el director ejecutivo de Thomas Cook, Peter Fankhauser, “las reservas a Grecia están aumentando actualmente en más del 40%, mientras que la demanda de destinos como Chipre, Bulgaria, Portugal y Croacia también es fuerte. Estas tendencias positivas están compensando la debilidad de la demanda de Turquía”.

“Hemos logrado un sólido desempeño durante los primeros tres meses en línea con nuestras expectativas, en un contexto de continua incertidumbre”, añadió Fankhauser.

Cautela de cara al futuro

El directivo aseguró que están “siendo cautelosos sobre el resto del año, dada la incierta perspectiva política y económica”.

Desde la compañía opinan que es pronto para aventurar resultados del periodo veraniego, pero basándose en las cifras que han registrado en el último trimestre esperan que los resultados operativos de todo el año “estén en línea con las espectativas actuales del mercado”, puntualizó Fankhauser.

“Todavía es relativamente temprano en el ciclo de ventas para las vacaciones de verano, pero basado en el comercio actual, y apoyado por beneficios financieros adicionales de la implementación de nuestra estrategia, esperamos que nuestros resultados operativos de todo el año estén en línea con las expectativas actuales del mercado”, concluyó.

Normas
Entra en El País para participar