Apple
Apple Campus Ampliar foto

Así es el nuevo cuartel general que Apple va a estrenar como gran tributo a Steve Jobs

Steve Jobs siempre irá ligado al nombre de Apple y viceversa, el visionario máximo responsable y fundador de la compañía fallecido en 2011 había sido el gran impulsor del Apple Campus 2, el nuevo cuartel general donde se trasladará los trabajadores de Apple que actualmente ocupan el primer Google Campus, y que se está construyendo con un mimo y atención a los detalles casi enfermizo. No sólo porque para decidir qué pomo o qué sanitarios se equiparán en estas instalaciones hay que esperar meses y encontrar el diseño perfecto, sino porque en el fondo todos los que trabajan en él quieren hacer un último gran tributo a Steve Jobs y reflejar su carismático lado perfeccionista en todos los rincones de este Campus.

Un nuevo cuartel general para Apple que se inaugurará en primavera

Sin duda el aspecto más característico de este nuevo Campus 2 es el propio edificio en sí, que tiene una espectacular forma de anillo y que cuenta con un desarrollo completamente continuo que permitirá recorrerlo desde su interior de forma lineal. Pero como es lógico Apple está trabajando sobre todo para mejorar las capacidades con las que cuenta actualmente el primer Google Campus, para ello sólo hay que contrastar los números de ambos lugares.

Porque mientras el campus actual tiene una capacidad para 5.000 empleados, el nuevo Campus 2 permitirá albergar hasta 12.000 empleados, ofreciendo más del doble de capacidad. Este edificio contará con la mayor superficie de cristal curvado de todo el mundo, y estará rodeado por miles de árboles, lo que da una idea de que los materiales y el diseño de este Apple Campus 2 no dejan indiferente a nadie.

Inspiración en el iPhone

Muchos de los que han trabajado en este nuevo edificio aseguran que gran parte de los objetos de este se han inspirado en el diseño del iPhone. Como los botones de los ascensores que recuerdan al botón Home de este, e incluso las tazas del váter, que aseguran están inspiradas completamente en el terminal de los de Cupertino. Arquitectos y trabajadores de este Apple Campus 2 que ya han abandonado la obra aseguran que el nivel de perfección inducido por los responsables de la compañía en la construcción de este campus ha rozado lo surrealista.

Y todo porque desde la firma de la manzana han exigido en algunas ocasiones estándares de medición imposibles de conseguir en la vida real. Y es que los propios arquitectos entienden que en un teléfono es fácil encajar los componentes con una tolerancia de desviación de las medidas iniciales casi nula, pero que en una construcción real de este tipo es algo imposible, y que estas desviaciones deben existir.

Parece ser que el retraso de la fecha original de inauguración en el año 2015 hasta esta primavera de 2017 se ha debido principalmente a los exigentes deseos de los directivos de Apple para que todo sea perfecto, incluso en las cosas que no se pueden ver. El empeño de Apple en la perfección es tal que los retrasos han llegado en muchos casos por dejar perfectamente terminadas cosas que tan siquiera estarán a la vista de nadie. Todo ello para homenajear al gran artífice del éxito que ha encumbrado a Apple como la empresa más valiosa del planeta, Steve Jobs, el visionario perfeccionista por excelencia.

Normas