Mercado inmobiliario

BBVA propone concentrar la edificabilidad de la Operación Chamartín en el sur del área

La empresa Distrito Castellana Norte plantea al Ayuntamiento de Madrid reducir el número de viviendas un 20% desde las 17.000 previstas incialmente

En el marco de la negociación de abierta sobre la conocida como Operación Chamartín, la promotora Distrito Castellana Norte (DCN) –empresa controlada por BBVA– ha propuesto al Ayuntamiento de Madrid reducir un 20% el número de viviendas planeadas en ese ámbito, según adelantó ayer el diario El País, a cambio de aumentar la edificabilidad en la zona sur, la más rentable del área.

Inicialmente, la empresa promotora propuso en su plan –rechazado por Ahora Madrid y PSOE el pasado año– levantar 17.000 viviendas en un ámbito que lleva en el limbo desde el año 1993. Esa compañía prevé invertir alrededor de 6.000 millones en la promoción residencial, infraestructuras como Metro y una nueva estación de Cercanías, mejora de los nudos de accesos a las autovías y un pago de más de 1.200 millones a Adif por los derechos de los terrenos cercanos a la estación de Chamartín.

Para poder hacer frente a esa inversión, la empresa promotora propone ahora concentrar la edificabilidad en el área más cercana a la estación, tanto en oficinas –donde se prevé un nuevo centro de negocios para la capital– como en viviendas. Este cambio podría hacer rentable la operación a pesar de reducir el número de viviendas, ya que ese área, más al sur que otros barrios como Fuencarral, tiene unos precios más elevados.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aseguró ayer por su parte que queda “mucho que discutir” y muchas alternativas que buscar en la negociación sobre este planeamiento urbanístico en las mesas de trabajo que transcurren, dijo, en un “ambiente positivo”, además de recordar que el número de viviendas no es el único asunto pendiente de resolver.

“DCN ha accedido a reducir un 20% las viviendas previstas en su proyecto, con el objetivo de alcanzar un consenso con todas las partes y dar una respuesta rápida a la demanda de los vecinos”, comunicó a su vez la empresa promotora.

El Ayuntamiento tumbó el proyecto diseñado en 2015 por DCN junto al consistorio entonces encabezado por Ana Botella (PP), Fomento, Adif y Comunidad de Madrid. Carmena presentó el pasado año su propia iniciativa llamada Madrid Puerta Norte, que reducía el número de viviendas de 17.000 a 4.600. Con la llegada del nuevo ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, la negociación volvió a abrirse con la intención de aprobarla este año.

Normas