Profesionales

Se estanca el número de científicas en España

La cifra de investigadoras se sitúa en el 39%, por encima del 33% de la media Europea

Se estanca el número de científicas en España
Thinkstock

El número de científicas en España permanece estancado en el 39% desde 2009. A pesar de ello, la cifra es esperanzadora, ya que el país se encuentra por encima de la media de la Unión Europea, en el 33%. Los datos se recogen en el informe Científicas en Cifras 2015, estudio que analiza la situación de las mujeres en el ámbito de la investigación en España, presentado en el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad por la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela, quien señaló que es difícil ofrecer una respuesta a las razones de esta desigualdad de género. “En muchos casos, es la propia mujer la que decide no seguir avanzando”. Para que exista un cambio de tendencia es importante que se den todos los grados de libertad, “y muchas veces los lastres sociales y personales y de entorno impiden tomar esa decisión”.

En cualquier caso, la secretaria de Estado manifestó la necesidad de “poner velocidad al proceso porque los datos dicen que las cosas mejoran pero lo están haciendo de una forma muy lenta”. Entre las causas del estancamiento en el aumento de científicas en España, apuntó a la inversión. “Lo primero que debe haber para que entren más mujeres en la ciencia, es que haya suficiente número de plazas”.

El informe pone de manifiesto que la cifra de mujeres que se doctoran en España se iguala al número de hombres, situación que no ocurre en Europa.

Además, el 74% de las universidades públicas y el 88% de los organismos públicos de investigación tienen su plan de igualdad de género vigente, lo que ha permitido, según apuntó Vela, que se avance en este sentido.

Entre otras medidas, la secretaria de Estado abogó por procurar que las condiciones provean a la mujer del mayor grado de libertad; que los tribunales sean paritarios o que en las evaluaciones no haya ningún sesgo por ser fémina. “Mientras las mujeres sigan dedicando tres o cuatro veces más al cuidado de la casa que los hombre, es un tiempo que no pueden dedicar a su cuidado personal o profesional”.

Normas