Banca

El mercado cree que la opa de CaixaBank sobre BPI es un éxito

La empresaria angoleña Isabel Dos Santos, con el 18,6% ha acudido a la opa

Sede central de CaixaBank. EFEArchivo
Sede central de CaixaBank. EFE/Archivo EFE

CaixaBank ha conseguido, por fin, hacerse con el control prácticamente total de Banco Portugués de Inversiones (BPI). La entidad hará hoy oficial los datos de esta compra, la primera que hace en el exterior y en la que ha desembolsado unos 900 millones de euros, pero fuentes financieras aseguran que “ha sido un éxito”, con una gran acogida de los accionistas. La entidad, además, ha emitido ayer 1.000 millones en deuda subordinada.

Puede que 2017 sea el año de CaixaBank. Por lo menos las primeras semanas le han aportado buenas noticias. El lunes Criteria logró colocar en el mercado un paquete del 5,3% de CaixaBank; un día después (ayer) realizó una emisión de deuda subordinada por 1.000 millones de euros;y también ayer, finalizó el plazo para acudir a la opa de Banco Portugués de Inversiones (BPI), cuyos resultados se conocerán hoy, aunque según el mercado, la operación ha recibido una buena acogida por parte de los accionistas.

La operación, en la que el Caixabank ofrece un precio por acción de 1,134 euros, arrancó el pasado 17 de enero y el plazo de aceptación finalizó el martes las 15.30 (hora GMT). Los títulos de BPI, quinto mayor banco luso, cerraron en la Bolsa de Lisboa a 1,124 euros por acción, un precio inferior al que ofrece el grupo español, lo que apunta a que la operación saldrá adelante con éxito.

Por el momento, el único accionista que ha manifestado su intención de acudir a la opa es el grupo luso Violas Ferreira, que contaba hasta el lunes con una posición cercana al 2,7% en el capital del banco y que pretende mantener una participación residual, según informaron varios medios lusos.

Se da la circunstancia de que Violas Ferreira, el mayor accionista portugués del banco, fue uno de los más críticos con la opa porque consideraba que el precio ofrecido por la entidad española era demasiado bajo. Tanto es así que, incluso, pidió al regulador bursátil que nombrara a un auditor independiente para establecer el precio.

El hecho de que la operación sea presentada hoy a la prensa por los máximos ejecutivos de las dos entidades hace prever su buena acogida. Además de Caixabank, los otros grandes accionistas de BPI eran la empresaria angoleña Isabel Dos Santos, con el 18,6%, y la aseguradora alemana Allianz, con el 8,4%, aunque se espera que ambos hayan acudido a la operción. Fuentes financieras, de hecho, aseguran que Dos Santos ha vendido ya sus títulos en BPI.

Si finalmente, y como se espera, todos los accionistas hubieran acudido a la opa CaixaBank habría invertido unos 900 millones de euros. Para financiar esta operación, la entidad colocó el 9,9% de su autocartera entre inversores cualificados por 1.322 millones de euros.

Coincidiendo con su cierre, Criteria vendió el lunes el 5,3% de CaixaBank por 1.068 millones de euros. Esta operación, además de permitirle hacer caja, consigue reducir al 40% el control de Criteria en el capital de la entidad catalana como fijó el BCE.

CaixaBank también cerró ayer una emisión de deuda subordinada por 1.000 millones de euros a diez años, con opción de cancelación por parte del emisor en el quinto año, con una demanda que ha llegado a superar los 2.000 millones de euros. Esta nueva emisión diversifica y refuerza la estructura de capital y las fuentes de financiación de CaixaBank y, concretamente, el capital de segunda categoría, Tier 2. El precio de la emisión se ha fijado en 335 puntos básicos sobre el midswap, índice de referencia para estas emisiones. El cupón se ha situado en el 3,50%. La emisión ha recibido más de 160 órdenes y una demanda que llegó a superar los 2.000 millones de euros. El 82% de la demanda ha sido internacional.
Esta es la segunda emisión que realiza este año. En enero, colocó 1.500 millones en cédulas hipotecarias.

Normas