Breakingviews

Otra salida en el lujo, esta vez en Tiffany

El CEO Frederic Cumenal fue despedido el domingo, poco después del cese de su homólogo en Ralph Lauren

Tienda de Tiffany en la Quinta Avenida de Nueva York.
Tienda de Tiffany en la Quinta Avenida de Nueva York.

Está empezando a parecer más fácil salir que entrar en el sector del lujo. El CEO de Tiffany, Frederic Cumenal, fue despedido el domingo tras menos de dos años en el cargo. La semana pasada Ralph Lauren hizo lo mismo con Stefan Larsson. Ambas compañías están sufriendo una caída de las ventas a largo plazo y una falta de nuevos productos e ideas que requerirá algo más que un nuevo CEO para arreglarse.

Cumenal acababa de nombrar un director artístico, y había fichado a Lady Gaga para anunciar joyas en el primer anuncio de Super Bowl de la historia de la compañía. Hará falta tiempo para acelerar la creatividad de una marca que ha tardado más de dos años en lanzar nuevas colecciones. Los directores financieros y los de diseño de Tiffany tampoco duran mucho.

A la tienda insignia de la Quinta Avenida le está afectando la presencia de policía alrededor de la Torre Trump

Hay más vientos en contra. La fortaleza del dólar ha golpeado las ganancias en el extranjero, donde la compañía consigue la mitad de sus ventas, y hundió el tráfico turístico en sus tiendas de EE UU. Eso también está afectando a los minoristas de lujo rivales, en un entorno de crecimiento de las compras online.

Tiffany tiene un dolor de cabeza adicional. A su tienda insignia de la Quinta Avenida de Nueva York le está afectando la presencia masiva de policía alrededor de la vecina Torre Trump. Las ventas en la tienda, que representan casi el 10% de los ingresos, cayeron un 14% en el crucial período noviembre-diciembre respecto al año anterior. Un obstáculo más en la lucha de Tiffany, Ralph Lauren y los demás por exprimir sus históricas marcas sin dejar de mostrar frescura a los ojos de los consumidores.

Normas