Banca

Los bancos y fondos interesados en adquirir BMN deben postularse hoy

Los inversores llevan días analizando el dossier facilitado por Société Générale

BMN
Fachada de una oficina de BMN

El futuro de BMN comienza a decidirse hoy. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) ya tiene en marcha el “plan A”, que consiste en tratar de vender su participación en la fusión de Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra a un banco o inversor interesado. Un proyecto puesto en marcha en los últimos meses ante las reticencias de Bruselas y la banca privada española hacia lo que ahora se ha convertido en el plan B, la fusión de BMN con Bankia, la mayor entidad nacionalizada del país, para su posterior privatización en bloque.

En aras de permitir primero que un postor privado se haga con BMN en solitario si le interesa, y ofrece unas condiciones que el FROB considere adecuadas, el Estado contrató a Société Générale para coordinar un concurso público. En los últimos días, bancos y fondos de inversión, nacionales e internacionales, han recibido el ticker, como se conoce al dossier con la información contable y de negocio de BMN para proceder a su análisis.

Según confirman fuentes del mercado, el FROB ha dado a los potenciales compradores hasta las 13.00 horas de hoy para significarse y comunicar si tienen un interés oficial en la operación, y continúan en el concurso, bautizado como “operación White”, o si renuncian a adquirir BMN.

Los datos facilitados a las distintas entidades, detallan fuentes conocedoras del proyecto, se ciñen a la información facilitada por BMN a cierre del tercer trimestre del pasado año. La entidad comunicaba entonces un beneficio atribuido de 44 millones de euros en lo que iba de año.

La entidad presentaba entonces un margen de beneficio de 284 millones de euros, lo que suponía un incremento del 0,94% respecto a los nueve primeros meses de 2015.

Los datos, en todo caso, no incluyen importantes novedades de cierre de año como el impacto de las cláusulas suelo. Después de que el Tribunal de Justicia de la UE fallara el pasado diciembre contra la banca y exigiera la devolución, con retroactividad total, de lo cobrado por cláusulas suelo opacas, BMN ha cargado 80 millones en provisiones contra las cuentas de 2016. Se trata del 100% del impacto potencial que afronta, pues la entidad, siguiendo los pasos de su hermana mayor nacionalizada, BMN ha anunciado un procedimiento exprés para devolver todo lo cobrado por establecer límites en la rebaja de las cuotas hipotecarias pese a la bajada del euríbor.

Aunque está por ver cuando se formalizaría la adjudicación a un tercero de BMN, no está previsto que el FROB ofrezca garantías para cubrir este tipo de costes, u otros potenciales riesgos, pues fuentes conocedoras del proceso recuerdan que ya en la venta de Catalunya Banc a BBVA el Estado evitó dar incentivos de este tipo como los que se dieron para incentivar la venta de Novagalicia (hoy Abanca) al grupo venezolano Banesco, que solo cargará con el 15% del impacto de las cláusulas suelo, por ejemplo.

Interés relativo

La fuerte carga de inmuebles e hipotecas de BMN, y las necesidades de provisiones adicionales que podría requerir, junto a la falta de incentivos potenciales hacen complicado que ningún postor esté dispuesto a pagar por ella los 1.600 millones de euros que se inyectaron para rescatarla. Aunque está por ver qué descuento estaría dispuesto a aceptar el FROB, algunos de los potenciales postores avanzan que no ven factible la operación.

De hecho, no falta en las filas de la banca quien expone que el concurso se ha abierto para cubrir el expediente pero que el Gobierno ya está decidido a fusionar BMN y Bankia. El presidente de esta última, José Ignacio Goirigolzarri, ha admitido que la unión de ambas entidades tiene una lógica industrial. A partir de mediodía de hoy comenzará a conocerse el interés real que despierta entre otros inversores y si habrá una pugna seria por hacerse con la entidad.

El encaje geográfico

BMN contaba con 38.874 millones de euros en activos a cierre de septiembre, según se ha informado a los potenciales compradores. La entidad tiene 22.465 millones en créditos brutos, de los que 20.013 son calificados como rentables y 2.452 millones como dudosos. Su tasa de mora es del 10,9%. Del lado de la solvencia, su capital principal es del 11,4% atendiendo a los criterios de Basilea III, exigibles para 2019. Más allá de las grandes cifras, sin embargo, fuentes del sector financiero apuntan a que BMN no sería una gran apuesta para nadie, pero puede suponer una puerta de entrada en el mercado español a un nuevo jugador ávido de ficha bancaria y negocio ya operativa o a entidades nacionales a quienes les encaje bien su territorio natural (Murcia, Granada y Baleares), en el que BMN es una marca fuerte. Aun así, nadie espera grandes pujas por ella.

Normas