PÍXELES MUERTOS
Cómo arreglar gratis los píxeles muertos de un monitor  Ampliar foto

Cómo arreglar gratis los píxeles muertos de un monitor 

A la hora tanto de ver algo en un monitor como de ponerse a jugar en él, no hay nada peor que detectar que tenemos uno o varios píxeles muertos, sobre todo con contenido que sea muy colorista y/o de tonos claros que no hacen más que reseñar la zona o zonas donde tenemos el problema. De hecho, aunque sea apenas uno o dos en una esquina del monitor, cuando los detectamos ya no podemos mirar otra cosa.

Cada píxel de una pantalla LCD está compuesto de tres subpíxeles, uno rojo, uno verde y uno azul. Un píxel muerto es un píxel que está permanentemente apagado cuando se enciende el monitor, y uno atascado es cuando uno de los tres subpíxeles que lo componen no cambia de color, por lo que la zona de este puede aparecer más clara u oscura que la del resto de la pantalla.

Antes de pensar si tenemos que llevar el monitor a reparar o comprar uno nuevo, podemos intentar arreglarlo por nosotros mismos. Y no hablamos de físicamente desmontar el display, sino de probar a ver si con estos dos programas somos capaces de revivir a los (píxeles) muertos y ahorrarnos un dinero que mejor está invertido en una nueva gráfica o disco duro SSD.

 

PixelHealer

Gratuito de descargar para Windows, PixelHealer es un programa dedicado por entero al arreglo de los píxeles muertos y atascados, y su uso no puede ser más sencillo y directo. Una vez lo tengamos en ejecución, la herramienta creará una pequeña ventana de color con el botón ‘Start Flashing’. Sólo tenemos que cubrir la zona del píxel muerto o atascado con dicha ventana y darle al botón para que el programa empiece a trabajar sobre esa zona del monitor para intentar revivir los píxeles afectados.

Cómo arreglar gratis los píxeles muertos de un monitor 

Enseguida empezaremos a ver esa pequeña pantalla parpadeando con muchos colores de manera muy rápida, un método habitual para la reparación de píxeles que funciona a modo de desfibrilador, buscando que el píxel se reactive con ese bombardeo de colores. La operación dura alrededor de media hora, pero es aconsejable que se repita varias veces para que sea más efectiva. Eso sí, dado que se trata de un flasheo continuo de fuertes colores, hay que tener cuidado si uno es epiléptico o tiene uno al lado, ya que podría afectarle. Este método tiene más viabilidad en los píxeles atascados que en los píxeles muertos.

 

JScreenFix

El segundo método que os proponemos es muy similar al principio de PixelHealer, excepto que la mayor ventaja de JScreenFix es que se trata de una herramienta online que no necesita ser descargada, por lo que nos permite usarla en más dispositivos como teléfonos móviles y tablets -de hecho es ideal para productos Apple como el iPhone, el iPad o un MacBook. Según sus autores, la tasa de efectividad de su software es más del 60%, y señalan que la mayoría de píxeles atascados se reparan en menos de diez minutos.

Al igual que el anterior, en JScreenFix tenemos una pequeña ventana que debemos colocar sobre la zona afectada, y dejarla de nuevo una media hora que vaya actuando. El proceso de bombardeo flash de color es el mismo, y si no nos funciona, lo mejor es usarla varias veces y no desistir tras el primer intento. JScreenFix hace uso tanto de HTML5 como de JavaScript, y sirve para pantallas LCD y OLED.

Normas