Servicios financieros

Arcano gestionará carteras con el fondo de Noruega como modelo

La firma ofrecerá el servicio, liderado por los socios Íligo Susaeta y Paolo Mezza, a partir de cinco millones de euros.

Los socios de Arcano Íñigo Susaeta (izquierda) y Paolo Mezza (derecha).
Los socios de Arcano Íñigo Susaeta (izquierda) y Paolo Mezza (derecha).

El grupo Arcano, dedicado a la banca de inversión, el asesoramiento y la gestión de activos, lanza un servicio de carteras para patrimonios a partir de cinco millones de euros. Su misión es emular al fondo soberano de Noruega, que gana una media del 5,6% anual desde su creación en 1998.

Arcano se expande en busca de negocios rentables. La firma es líder en el asesoramiento de fusiones y adquisiciones de compañías de tamaño medio en España, con más de 50 operaciones cerradas en los últimos siete años. También presta servicios de multifamily office, pues asesora a 21 familias que cuentan con un patrimonio conjunto de más de 1.400 millones de euros. Arcano, hasta ahora, solo aconsejaba a patrimonios extremadamente elevados.

La novedad es que la firma ofrecerá ese servicio bajando de forma notable las exigencias en cuanto al dinero mínimo. Asesorará inversiones a partir de un patrimonio de cinco millones de euros y para ello utilizará la gestora que registró en la CNMV en marzo de 2015.

Arcano Capital, la gestora, pilota siete fondos de capital riesgo y dos fondos de crédito: Arcano Income y Arcano European Senior Secured Loan Fund. Ofrece acceso a vehículos inversión alternativa a través de fondos centrados en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica y también a crédito corporativo. La firma asegura que en conjunto gestiona activos por unos 3.500 millones de euros.

Las carteras están muy alejadas de lo que hacen los grandes índices de renta variable

La nueva área de gestión de carteras estará liderada por los socios de Arcano Íñigo Susaeta y Paolo Mezza. El modelo será el mismo que el que ya ofrece a través del multifamily office, que se basa en construir las carteras sobre la base de cuatro factores de riesgo: la inflación, los tipos de interés, el crédito y el crecimiento. El objetivo es obtener resultados similares a la gestora estadounidense Bridgewater, que gestiona un patrimonio de unos 160.000 millones de dólares (alrededor de 150.000 millones de euros) para más de 350 inversores institucionales, como sistemas de pensiones privados, públicos y ONG.

El otro gran modelo de Arcano es el fondo soberano de Noruega, Norges Bank, que ha logrado una rentabilidad media anual del 5,7% desde que se creó en 1998. Una vez descontandos la inflación y los gastos de gestión, la rentabilidad se quedaría en el 3,7%.

A cierre de septiembre, el fondo tenía activos bajo gestión por 7,44 billones de coronas noruegas, equivalentes a más de 830.000 millones de euros. El 60,6% de su patrimonio estaba en Bolsa; el 36,3%, en renta fija; y el 3,1% restante, en activos inmobiliarios.

Estrategia ‘anticrisis’

Desde la firma aseguran que su estrategia ha dado resultados en los peores momentos de la crisis y que, a pesar de “su enfoque conservador orientado a la preservación de capital, Arcano hubiera alcanzado el tercer puesto en una comparativa con la rentabilidad obtenida por las 30 principales gestoras de sociedades de inversión de capital variable (sicavs) españolas en los últimos seis años”.

Las carteras diseñadas por Arcano están ahora muy alejadas de lo que hacen los grandes índices de renta variable, pues prefieren “apostar por préstamos flotantes, estrategia de valor relativo y activos ligados a la inflación”. La plantilla de la firma está formada por unos 130 profesionales.

Uno de las diferencias clave de la firma es que el control y la gestión están completamente en manos de los socios. Su presencia en España y Estados Unidos se traduce en oficinas en Madrid, Barcelona y Nueva York.

Normas