Los economistas pronostican un 2017 complicado para la banca

Reclaman una "regulación urgente" del sector de las fintech

Antonio Pedraza, Valentín Pich y Antonio Garamendi en la presentación del informe del observatorio financiero del Consejo General de Economistas.
Antonio Pedraza, Valentín Pich y Antonio Garamendi en la presentación del informe del observatorio financiero del Consejo General de Economistas.

El Consejo General de Economistas cree que las dificultades del sector financiero español continuarán en 2017. En la presentación del informe anual del observatorio financiero del órgano que agrupa a los economistas, los responsables indicaron que la baja rentabilidad sobre el capital seguirá presente durante este año. "La banca sigue teniendo sus problemas", ha señalado Antonio Pedraza, presidente de la comisión financiera. 

Los economistas se hacen eco así de las palabras de Fernando Restoy, subgobernador del Banco de España hasta diciembre, que en la conferencia El futuro de la banca española aseguró que las entidades europeas "registran rentabilidades sobre capital muy escasas -inferiores al 6% en media-, que se sitúan por debajo de cualquier estimación razonable del coste del capital en el mercado. Esta baja rentabilidad se debe al reducido margen de intereses y la acumulación de activos improductivos en los balances bancarios, según el antiguo responsable del BdE y los expertos del CGE.

El aumento de los requerimientos de solvencia, las consecuencias de la resolución de las cláusulas suelo y la devolución de los gastos de las hipotecas son algunos de los problemas que tendrán que afrontar los bancos en 2017. "No dejan de ser factores de presión sobre la rentabilidad del sector", señala el informe. 

En relación con los recientes resultados publicados por entidades como Santander y Bankinter, que han registrado aumentos en los beneficios del 4% y del 30%, respectivamente, Pedraza se ha mostrado cauto. “Los resultados no son tan espectaculares”, ha advertido. El economista cree que la caída de las divisas latinoamericanas perjudica los balances de las entidades con presencia allí, al igual que ocurre con el brexit y la debilidad de la libra, que pueden afectar a Santander y Sabadell, con filiales en Reino Unido.

Pedraza también recordó que el sector financiero español está sumergido en un proceso de reestructuración desde el inicio de la crisis que todavía no ha finalizado, y que se ha unido con la digitalización de la operativa bancaria. Ambos procesos han derivado en ajustes de oficinas y personal que seguirán durante 2017. "Sobran oficinas y personal", afirmó con rotundidad.

A pesar de defender este ajuste de plantilla y oficinas, Pedraza ha cuestionado que siga profundizándose en la concentración bancaria, ya que las cinco grandes entidades (Santander, BBVA, Caixabank, Bankia y Sabadell) poseen el 60% de los activos totalesDesde 2007 se ha reducido el número de grupos bancarios en un 44%, según los datos del Banco de España. "Esto es negativo, ya que la competencia puede verse afectada en detrimento del consumidor", ha señalado.

Los economistas también reclaman una "regulación urgente" del sector de las fintech, empresas emergentes que crean aplicaciones para servicios financieros, "en beneficio de la estabilidad y transparencia". Esto se une a la reforma pendiente del régimen jurídico de las cooperativas de crédito, anunciada por Luis de Guindos, ministro de Economía, en enero de 2014 y que quedó paralizada ante la falta de Gobierno. “El último eslabón de la reforma de las entidades", afirmó el titular ante el Congreso de los Diputados. Existen actualmente 62 cooperativas de crédito, según el registro del Banco de España, de las que 59 son cajas rurales y tres son urbanas: Laboral Kutxa, Caja de Ingenieros y Arquia Banca (Caja de Arquitectos).



La volatilidad permanecerá en la Bolsa en 2017

La volatilidad que experimentó la Bolsa durante 2016 seguirá presente este año, debido principalmente a las incertidumbres geopolíticas. “El año 2016 ha sido un año complicado para los mercados bursátiles”, afirmó Montserrat Casanovas, copresidenta del observatorio financiero del CGE.

Este año están previstas elecciones en Holanda, Francia y Alemania, donde las encuestas pronostican que partidos de extrema derecha y euroescépticos aumentarán en votos. Además las primeras decisiones de Donald Trump como presidente de EE UU también afectan a los mercados. “Desde la elección de Trump hubo comportamientos muy alcistas, todas las Bolsas subieron, menos México”, apuntó Casanovas.

A pesar de esta volatilidad en el mercado que se dará sobre todo en el primer semestre de 2017, el Ibex podría superar los 10.500 puntos a finales de año. “Pero hay muchas variables que están afectando”, dijo Antonio Pedraza.

En cuanto al escenario macroeconómico, el CGE cree que el crecimiento de la economía española se verá ralentizado en los próximos dos años. El informe pronostica un incremento del Producto Interior Bruto del 2,3% para 2017 y del 2,2% para 2018. Estas previsiones son, por tanto, inferiores a las del Gobierno, que establece dichos aumentos en el 2,5% y el 2,4%, respectivamente.

Por otro lado, los economistas creen que la inflación será positiva en los próximos años. La media anual se situará entre el 2% y el 2,4% para 2017, según el pronóstico del CGE.

Normas