Bebidas

Coca-Cola quiere su sitio en la coctelería

Invierte 22 millones en su primera marca en 10 años

Busca un hueco en hostelería en el segmento de la coctelería

Gama de tónicas de Coca-Cola.
Gama de tónicas de Coca-Cola.

Durante los duros años de crisis en los que el consumo en hostelería cayó de manera considerada hubo una bebida que logró mantener el tipo: el gin tonic, creciendo incluso cuando el sector estaba en caída. Casi todas las grandes empresas de refrescos tiene sus alternativas en tónicas y referencias para los combinados. La última en lanzar su apuesta seria ha sido Coca-Cola, que ha elegido España para su nueva apuesta en coctelería.

La compañía estadounidense anunció este miércoles el lanzamiento de Royal Bliss, con el fin de entrar en hostelería en el segmento de la coctelería “premium”. No se trata de la primera incursión de la empresa de bebidas en el terreno de la tónica. Ya en el año 2000 anunció el lanzamiento de Nordic Mist.

Una bebida producida en Sevilla y Barcelona

La compañía de bebidas explicó ayer que en el desarrollo de la nueva marca ha trabajado en colaboración con Coca-Cola European Partners, la embotelladora de Coca-Cola en Europa occidental. Las referencias de Royal Bliss se producirán todas en las fábricas de Sevilla y Barcelona. La empresa no ha querido avanzar cifras de producción para esta nueva bebida.

Es el primer lanzamiento al que hará frente la embotelladora desde que la pasada semana el Tribunal Supremo diese carpetazo al último de los asuntos judiciales pendientes en torno al ERE presentado tras la fusión de las embotelladoras españolas y que fue declarado nulo. El alto tribunal dio la razón a la empresa, frente a los trabajadores, al concluir que la reincorporación de la plantilla de la planta de Fuenlabrada se hizo según lo dictaminado en sentencias previas.

Según explicaron ayer desde Coca-Cola, el lanzamiento de la nueva marca no irá en detrimento de dicha marca. La estrategia es dedicar Nordic Mist al terreno de la distribución de alimentación (supermercados, hipermercados, etc.), mientras que Royal Bliss estará enfocada en la hostelería y el consumo fuera del hogar.

Se trata del primer lanzamiento de una marca de Coca-Cola en una década. La estrategia para la nueva enseña es en principio para el mercado español. “Su desarrollo es 100% local”, explicó Jorge Garduño, director general de la multinacional estadounidense para España y Portugal. El español es uno de los principales mercados mundiales de consumo de tónica, cuyo crecimiento ha ido de la mano del consumo de ginebra en los últimos años. Es el tercer país del mundo donde se consumen más gin tonics, solo por detrás de Filipinas y Estados Unidos, según un reciente ranking realizado por el International Wine & Spirit Research (IWSR).

En el desarrollo de la nueva marca de bebidas para cócteles han participado tanto la compañía de bebidas como su embotelladora, Coca-Cola European Partners. El proyecto para la nueva gama de bebidas se ha desarrollado durante los últimos dos años, en los que el grupo ha invertido 22 millones de euros.

Hacia el segmento premium

El directivo defendió en la presentación que la filial española de la compañía afronta esta nueva etapa con “optimismo” ante “unos números económicos que evidencian las tendencias de crecimiento”. Añadió que el lanzamiento de la nueva marca “es una de nuestras grandes apuestas para este 2017. Nuestro objetivo es crecer y queremos hacerlo ampliando nuestra oferta de bebidas y ofreciendo opciones para cada consumidor y para cada momento”, ha recalcado Garduño.

La compañía explicó ayer que el lanzamiento va más allá de la tónica, al contratio que en el caso de Nordic Mist. En concreto, la gama cuenta con ocho referencias distintas que incluyen distintos sabores, como limón, naranja, soda o ginger ale. Al igual que en otros niveles del grupo, se ha optado por contar con una alternativa Zero, sin azúcar, en pleno debate en prácticamente todos los mercados sobre el consumo de bebidas carbonatadas.

Garduño aseguró que el objetivo es “situarse entre las opciones más premium”. Estas bebidas llegarán a los establecimientos a partir del 1 de febrero. El lanzamiento de Royal Bliss irá acompañado de una campaña de comunicación multicanal que se podrá ver a partir del 25 enero y cuyo spot ha sido realizado por la agencia El Ruso de Rocky.

“No todos los años lanzamos marcas y Royal Bliss es un producto soñado, diseñado y lanzado en España. Hemos dado justo con lo que el consumidor y el bartender está buscando”, indicó. La apuesta de Coca-Cola supone entrar en un territorio en el que otras marcas han tomado la delantera tanto en España como en el extranjero. “Hemos visto una oportunidad para entrar en el negocio”, aseguró el directivo mexicano

Así, Schweppes, por ejemplo, debe en buena parte su comportamiento durante la crisis en España a la evolución que han tenido sus tónicas. La compañía, propiedad de la japonesa Suntory tiene, junto a Fever Tree el dominio en la gama de mixers, como se conoce en el argot del sector a este tipo de productos.

Normas