Deuda pública

El Tesoro capta 9.000 millones en una nueva referencia a diez años

La demanda alcanzó los 34.000 millones

Emma Navarro, secretaria de Estado del Tesoro
Emma Navarro, secretaria de Estado del Tesoro

La buena acogida que están teniendo las emisiones de deuda pública y privada en este arranque de año fue aprovechado por el Tesoro para llevar a cabo una emisión sindica a diez años que servirá para actualizar la referencia. El organismo que dirige Emma Navarro captó 9.000 millones con una rentabilidad del 1,575%, lo que equivale a 77 puntos básicos por encima del tipo mid-swap (tipo de interés libre de riesgo). El apetito de los inversores quedó reflejado en la demanda, que se situó en los 34.000 millones de euros. El cupón anual de este bono es del 1,5%. La entrada en vigor de la nueva referencia tendrá un efecto inmediato sobre la prima de riesgo. El diferencial entre la deuda española y la alemana cerró en los 110 puntos básicos. Con el nuevo bono, hubiera subido a los 117 puntos.

La llegada de Donald Trump a la Casa Blanca y las expectativas de subida de tipos no son impedimento para la colocación de papel. Además de la emisión sindicada, que a diferencia de las ordinarias cuenta con un grupo de entidades colocadoras (Barclays, BNP Paribas, BBVA, CaixaBank, Citi y Santander), el Tesoro captó 2.685 millones en letras a tres y nueve meses.

El Tesoro asignó la emisión entre inversores de calidad gracias a la sólida demanda.En la operación participaron 267 cuentas inversoras. Es decir, la colocación estuvo muy diversificada tanto por tipo de inversor como por zonas geográficas. Los no residentes alcanzó el 57,3% de la sindicación. Por nacionalidades, destaca la participación de Reino Unido con un 18,2%; Francia e Italia, con un 10,9%; Alemania, Austria y Suiza, con un 10,1%.En el siguiente escalón se situaría EEUU y Canadá, con un 5,6%; Escandinavia, con un 4,3%; otros inversores europeos ha obtenido el 4,2%; y Asia y Oriente Medio, un 3,9%.

En lo que a tipología de inversor se refiere el primer puesto lo ocupan los bancos (45,3%), seguidos de las gestoras de fondos (29,3%) y las aseguradoras y fondos de pensiones (12,4%). El BCE se hizo con el 5,3% del total (477 millones).El 7,4% restante fue a parar a fondos apalancados.

Con la emisión sindicada, el Tesoro ha cumplido con el 14,8% de su objetivo de emisión a medio y largo plazo para este ejercicio (122.904 millones). Javier Urones, analista de XTB, defiende que el organismo que dirige Emma Navarro ha pisado el acelerador para cumplir con su objetivo de financiación y asegurarse unos precios bajos antes de que los tipos a largo plazo repunten.

La operación puesta en marcha por España sigue los pasos de Italia y Bélgica, que la semana pasada aprovecharon las ventanas de liquidez para emitir deuda a 15 y 10 años, respectivamente. Bélgica captó 6.000 millones, el importe más elevado de su historia.

Normas