Telecomunicaciones

Las telecos atienden a 295.000 órdenes judiciales para investigación criminal

Sede de la Audiencia Nacional.
Sede de la Audiencia Nacional.

Las telecos parecen tener un papel cada vez mayor en la lucha contra los delitos. Y todo gracias al big data. Así, las autoridades judiciales españolas y la policía hicieron en 2015, último año contabilizado, un total de 294.762 requerimientos a las grandes operadoras de interceptación de las comunicaciones o de petición de datos de usuarios, dentro de las investigaciones abiertas en la lucha contra el crimen.

Eso sí, dentro de la ley. La legislación española establece distintos rangos de requerimientos. Por un lado la interceptación de las comunicaciones, que son órdenes de las autoridades en el marco de las investigaciones criminales o civiles que tienen como objetivo la interceptación de las comunicaciones o bien acceder a los datos de tráfico de un usuario en tiempo real.

Por otro, figuran los datos vinculados a las comunicaciones, que incluyen los requerimientos que buscan conocer datos históricos: nombre o dirección de un cliente, origen y destino de una comunicación, fecha y duración de una llamada, tipo de comunicación, identidad de los equipos, geolocalización de un usuario o dispositivo, o datos sobre pagos.

Por compañías, Telefónica registró 44.375 requerimientos de interceptación de las comunicaciones por parte, principalmente, de los jueces de instrucción, además de otras autoridades como el Ministerio del Interior o la Secretaría de Estado de Seguridad en el caso de urgencias o la lucha contra bandas armadas. En este último caso, el juez debe ratificar o revocar la solicitud en el plazo de 24 horas.

Según figura en el Informe de Transparencia en las Comunicaciones 2016 que acaba de publicar Telefónica, la teleco recibió 40.795 requerimientos de datos de usuarios por parte de los juzgados, la policía judicial o el ministerio fiscal (dentro de la ley de enjuiciamiento criminal).

En la misma línea, Vodafone España recibió 22.013 requerimientos de interceptación de las comunicaciones de parte de las autoridades judiciales en 2015 dentro de las investigaciones por posibles delitos. Según señala el grupo en su Informe Legal, la teleco recibió 43.537 requerimientos de datos de usuarios.

Orange España recibió 52.445 requerimientos de interceptación de las comunicaciones por parte de las autoridades. Según señala en su Informe de Transparencia, Libertad de Expresión y Protección de la Privacidad, la compañía recibió 36.105 solicitudes de datos de clientes.

Finalmente, Yoigo recibió 20.413 requerimientos de interceptación de comunicaciones y 35.079 sobre datos de los usuarios, según figura en el informe legal de Telia, su propietaria hasta octubre pasado.

De igual manera, las autoridades presentaron a Telefónica 357 requerimientos de bloqueo y filtrado de contenidos en internet en 2015, frente a los 17 de 2014. Este aumento es consecuencia de la reforma de la ley de propiedad intelectual y del código penal. Los requerimientos, en este caso, pueden proceder de la CNMC, los juzgados (mercantiles, civiles, penales y contenciosos administrativos), la Comisión Nacional de Propiedad Intelectual, la Dirección General del Juego y la Agencia del Medicamento, Dopaje y Salud.

Normas